www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La Crónica salvaje

Cuatro ejemplares de pingüino Rey llegan a Valencia

jueves 02 de diciembre de 2010, 17:54h
L'Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CAC) de Valencia ha incorporado cuatro ejemplares de pingüino Rey en la instalación de Antártico, donde se ha intentado recrear para ellos un ambiente más fiel a su entorno natural y para ello se ha instalado una máquina fabricante de nieve.
Con la incorporación de esta nueva especie de pingüino -la segunda más grande- l'Oceanogràfic pretende "acercar más la Antártida al público", según ha explicado a Europa Press Televisión el responsable de Veterinaria del centro, Daniel García, quien ha señalado que el pingüino Rey "es uno de los más emblemáticos de la Antártida y al que la gente reconoce más como antártico".

De modo similar se ha pronunciado el director general de CAC, Pedro García Ribot, quien ha apuntado que con estas nuevas incorporaciones "se intensifica" la relación del Oceanogràfic con la Antártida.

Estos pingüinos, según García Ribot, son "muy llamativos" y "simpáticos", por lo que "harán las delicias de los visitantes". Tienen, además, una característica "peculiar" y es que son animales monógamos y "muy familiares", cuyas crías permanecen con los padres "hasta los 12 ó 14 meses". "Después de la fase de apareamiento se separan, pero luego vuelven a juntarse otra vez las mismas parejas", ha recalcado.

El Rey es la segunda especie de pingüino más grande que existe, después del Emperador, y puede alcanzar los 95 centímetros de altura y los 15 kilogramos de peso. "No hacen nido, sino que incuban el huevo entre las patas, a diferencia del resto de pingüinos" y se lo intercambian el macho y la hembra, explicó García.

Su pecho es de color naranja amarillento y bordeado por una línea negra, mientras que la espalda está tapizada de color gris hasta llegar a la cola. Su panza es blanquecina, su cabeza negra y poseen un pico largo, puntiagudo y parcialmente anaranjado.

Alimentación
Su alimentación consiste, en su mayoría, en peces (peces linterna especialmente) y calamares, aunque ocasionalmente también se alimenta de krill y otros crustáceos. Para pescar son capaces de sumergirse hasta unos 300 metros, y pueden hacerlo tanto de día como de noche. Logra una velocidad en el agua de unos 12 kilómetros por hora. Se sabe de individuos que han logrado un promedio de más de 100 kilómetros nadados por día durante un período de más de un mes.

Estos animales tienen una distribución circumpolar y anidan en el verano en islas subantárticas, en las costas de poca elevación y no muy lejos del mar, a no más de unos 400 kilómetros de la Antártida.

En la actualidad, los pingüinos Rey no se encuentra en peligro de extinción, y se estima una población total de más de dos millones de parejas, aunque, al igual que otras especies del antártico, se ve amenazado por el calentamiento global y la contaminación.

Los cuatro pingüinos Rey que han llegado al Oceanogràfic provienen de acuarios de Madrid, Málaga y Francia y se han aclimatado "muy bien" al centro valenciano, según ha precisado el veterinario