www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Deja su legislatura con el 87% de popularidad

Miles de brasileños despiden a Lula en el Sambódromo de Río

martes 21 de diciembre de 2010, 09:31h
Miles de cariocas se congregaron este lunes en el popular "Sambódromo" de Río de Janeiro para agradecer al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, su trato a la emblemática ciudad en sus ocho años de mandato.
La multitud coreó varias veces el nombre del mandatario, que fue la estrella de la fiesta amenizada por cantantes de samba y que tuvo lugar en el tradicional escenario de los desfiles del Carnaval carioca.

Durante su discurso, el propio Lula, que el próximo 1 de enero cederá el poder a Dilma Rousseff, recordó que una encuesta divulgada la semana pasada le otorgó el 87% de aprobación entre los brasileños y aseguró que no tiene más del 100% del respaldo popular "porque no se puede".

El gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, anfitrión y organizador de la fiesta, calificó a Lula como "el mejor amigo" que ha tenido Río.

En respuesta, el mandatario destacó que en el pasado las autoridades locales "solían negociar con los delincuentes" y ahora tienen un pacto "con los trabajadores y el pueblo".

"Queremos devolver a Río lo que merece. Perdió mucho después de que la capital se fuera a Brasilia (1960) y luego siguió perdiendo más y ocupando cada vez más espacio en las páginas policiales", dijo Lula.



La fiesta fue organizada por el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), principal fuerza de centro del país y el más importante aliado del Partido de los Trabajadores (PT) en la coalición de Gobierno.

No descarta volver

El popular mandatario reflexionó sobre la posibilidad de volver en algún momento a postularse a la presidencia del país en una entrevista televisiva de la que se hace eco Reuters, "no puedo decir que no porque aún estoy vivo. Soy presidente honorario de un partido, nací político y establecí extraordinarias relaciones políticas".

"Vamos a trabajar para Rousseff y a tener un buen Gobierno y cuando llegue el momento, veremos lo que pasa", señaló Lula a la cadena brasileña RedeTV.

Si bien Lula, de 65 años, nunca ha descartado una nueva postulación para unas elecciones presidenciales, ésta ha sido hasta el momento, su declaración más explícita ante la probabilidad de que en 2014 o más tarde pueda aspirar a un tercer mandato.