www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

15 E: banderazo de salida

David Ortega Gutiérrez
lunes 10 de enero de 2011, 21:18h
El sábado 15 de enero a las 12 de la mañana en el Teatro Alcázar de Madrid (C/ Alcalá, 20) UPyD presentará sus candidatos a las elecciones autonómicas y municipales de 22 de mayo de 2011. Una nueva forma de hacer y entender la política trata de abrirse camino, superando un sinfín de dificultades de todo tipo; sin embargo, para sorpresa y preocupación de algunos, cada día que pasa el proyecto crece, madura y se consolida.

¿Qué ofrece UPyD diferente al resto de partidos tradicionales? Creo que esta es la pregunta clave. De entrada, es un partido nuevo, que ha nacido en el siglo XXI y esto le permite aprender de los errores ajenos y evitar lo que ya se ha constatado que no funciona. La mayoría de los españoles están profundamente desencantados de la política y especialmente de los políticos, motivos no les faltan. Sus problemas del día a día van a peor, mientras la clase política, principalmente sus cúpulas dirigentes, no ofrecen soluciones eficaces y discursos serios y razonables, enredándose en la mayoría de las ocasiones en discusiones bizantinas, descalificaciones constantes y disputas casi de “patio de colegio”. UPyD busca superar el planteamiento manipulador y reduccionista de las dos Españas, que tanto daño nos han hecho a todos. Estimamos que no todo se tiene que reducir al debate de la izquierda y la derecha, siempre enfrentadas, cual política de bloques. España cuando más ha progresado ha sido cuando ha practicado el acuerdo, el consenso y la mutua comprensión, el exceso de ideología nunca nos ha beneficiado. En UPyD estamos convencidos que son millones los españoles que están hartos de un bipartidismo empobrecedor, en el que el mundo solo se puede ver blanco o negro, sin más alternativa. Con un sistema electoral, por cierto, profundamente injusto, en el que los dos grandes partidos tradicionales piensan que el voto de los españoles les pertenece y por ello mantienen un sistema desigualitario que les beneficia de manera bastante antidemocrática. Nada hay más inútil que el denominado voto útil. A los hechos me remito.

Creemos que hay que revisar profundamente nuestro Estado autonómico, que en bastantes puntos se muestra altamente ineficaz y sobretodo ineficiente. Defendemos la despolitización de las cajas de ahorro, auténtico agujero negro de nuestro sistema financiero. Desconfiamos de los políticos profesionales, de aquellas personas que deben su vida, y especialmente su sueldo al partido, que siempre les coloca aquí o allá; esto ha empobrecido notablemente nuestra clase política, particularmente la cualificación profesional de la misma. Necesitamos personas preparadas, humana y profesionalmente. Abogamos porque los partidos políticos tradicionales, fundamentalmente los dos principales, no controlen y manejen todas las instituciones del Estado (Tribunal Constitucional, Consejo General del Estado, Fiscal General del Estado, etc.) la partitocracia está arruinando la vida pública española, PSOE y PP ni deben ni tienen que controlar absolutamente todo. Nuestra educación, sanidad, administración de justicia, etc. precisan de importantes reformas que los dos grandes partidos tradicionales se están mostrando claramente incapaces de abordar.

UPyD piensa que de nada vale quejarse o lamentarse sin poner medios reales para cambiar las cosas. Ya no es tiempo de la política de sobremesa, de “arreglar España” a la hora del café, sin luego hacer nada realmente práctico. Por eso unos cuantos miles de ciudadanos -el 99% nunca hemos estado en política-, hemos decido pasar a la acción. No nos convence lo que tenemos, por eso creamos una alternativa real, sensata, que ya sabe los caminos que no se deben andar. Las encuestas del CIS desde noviembre del 2009 señalan a la clase política como el tercer problema de los españoles, este el momento de empezar a cambiar las cosas, de saber que nada está perdido y que con esfuerzo y sacrificio, como siempre, nuestra política puede y debe ser diferente. Cada cual tendrá que asumir su parte de responsabilidad. Cuatro meses pasan muy rápido, y el 22 de mayo podemos asistir, si queremos y trabajamos fuerte para ello, a una nueva etapa de la vida política española. No tengo la más mínima duda de que merece la pena y que el ciudadano al final puede darnos a todos una enorme sorpresa.

David Ortega Gutiérrez

Catedrático de Derecho de la URJC

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios