www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

botín: "un año excelente"

Banco Santander obtiene un beneficio de 8.181 millones en 2010

jueves 03 de febrero de 2011, 10:56h
Banco Santander ganó en 2010 un total de 8.181 millones de euros, lo que supone un descenso del 8,5% con respecto a 2009. El beneficio habría bajado sólo un 3% si no se hubiera dedicado una dotación de 472 millones por la entrada en vigor de la nueva circular del Banco de España en materia de provisiones.
Banco Santander obtuvo en 2010 un beneficio atribuido ordinario de 8.181 millones de euros, lo que supone un descenso del 8,5% con respecto a 2009. Esta evolución está afectada por la entrada en vigor en el tercer trimestre de la nueva circular del Banco de España en materia de provisiones, cuyo impacto neto en las cuentas del Banco ascendió a 472 millones. Sin dicha dotación, el beneficio habría bajado un 3%.

Emilio Botín, presidente de Banco Santander, ha señalado que “hemos conseguido unos resultados que nos sitúan de nuevo en los primeros puestos de la banca mundial. Banco Santander ha logrado completar un año excelente.” Los resultados del grupo Santander en 2010 ponen de manifiesto la sólida capacidad de generación de beneficios, que por cuarto año consecutivo superan los 8.000 millones. Esta regularidad se ha producido en el peor contexto económico en varias décadas y se debe en gran medida a la diversificación geográfica y de negocios del Grupo. El 43% del resultado procede de mercados emergentes (Latinoamérica), un 38% de mercados maduros en reestructuración (Reino Unido, Estados Unidos y Alemania) y el restante 19%, de otros mercados maduros (España y Portugal).

La gestión de Banco Santander en 2010 ha estado orientada a la mejora de la calidad del balance y de la liquidez, lo que tiene como consecuencia un aumento de la solvencia, así como el mantenimiento de la retribución para el accionista. Además, las nuevas adquisiciones han permitido avanzar en una mayor diversificación y potencial de crecimiento del beneficio para futuros ejercicios.

Con el fin de reforzar la calidad del balance, en 2010 se han realizado provisiones para insolvencias por importe de 10.258 millones (+8%), a pesar de que las entradas de mora continúan cayendo. En 2009, en el conjunto del Grupo, entraron en mora créditos por importe de 18.200 millones, mientras que en 2010 este volumen de entradas se ha reducido a 13.500 millones. Esta reducción de las entradas de mora se produce en España, Latinoamérica, Reino Unido y Santander Consumer Finance (SCF).

Grupo Santander tiene una tasa de mora del 3,55%, lo que supone 31 centésimas más que hace un año, que está cubierta con provisiones en un 73%. La mora está entre las más bajas del sector tanto a nivel de Grupo como en cada uno de sus mercados. En España, la tasa de mora es del 4,24%, frente a una media del sector del 5,7%.

Unidades como SCF, Brasil y Sovereign incluso presentan descensos de mora. Además, el Grupo cuenta aún con provisiones genéricas de 5.846 millones de euros, de los que 768 millones corresponden a España; 1.510 millones al resto de Europa y 3.568 millones a América.

Banco Santander ha seguido fortaleciendo su posición de liquidez con un volumen de recursos captados de 147.000 millones de euros en el ejercicio entre depósitos (109.000 millones de euros) y emisiones a medio y largo plazo (38.000 millones de euros). Banco Santander cuenta con un excedente estructural de liquidez de 127.000 millones a cierre de 2010, lo que supone 54.000 millones más que un año antes.

Resultados
La evolución del negocio de Banco Santander durante 2010 ha permitido un crecimiento del margen de intereses del 11% y del 7% en los ingresos por comisiones, que tras un descenso de los resultados por operaciones financieras del 24% dejan el margen bruto en 42.049 millones de euros, con un aumento del 7%. Por tanto, este crecimiento está apoyado en los ingresos más recurrentes. Tras descontar los costes de explotación, el margen neto alcanza 23.853 millones de euros, con un incremento del 4%.

Tras realizar dotaciones para insolvencias por importe de 10.258 millones —de las que 693 millones corresponden a la dotación bruta por el cambio de normativa del Banco de España—, el beneficio antes de impuestos se sitúa en 12.052 millones, con un aumento del 2%. Descontado el pago de impuestos y los intereses correspondientes a los accionistas minoritarios que participan en subsidiarias del Grupo, el beneficio atribuido se sitúa en 8.181 millones, con un descenso del 8,5%. Dicho resultado no está afectado por la realización de plusvalías extraordinarias.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios