www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Gustavo Cisneros ha evitado una guerra civil

jueves 03 de febrero de 2011, 19:01h
He tenido la oportunidad de conocer durante años a Gustavo Cisneros y a Marcel Granier. Contrario al comunismo del siglo XX, pienso como los chinos que los empresarios son indispensables para el desarrollo de los pueblos. Cisneros y Granier me han honrado con su amistad. Luché junto a Gustavo en contra del tráfico y consumo de drogas con pleno respaldo de Venevisión, durante más de una década. Igual tiempo estuve trabajando en Radio Caracas Radio y Televisión al lado de Marcel.

Todos los venezolanos conocen que Venevisión y RCTV fueron, más que competidores, adversarios, pero asimismo por un buen tiempo interactuaron en buen tono. Se de primera mano por qué han asumido caminos distintos en un poco mas del último lustro. A continuación les cuento lo que creo son las razones de su actitud y comportamiento en esta época de crisis: En primer lugar, debo decir que Marcel Granier ha considerado que la libertad de expresión es un derecho el cual debe ser defendido a cualquier costo. Con lo que todos estamos de acuerdo. Sin embargo, para alcanzar objetivos –sobre todo de tipo político- es necesario, además de la pasión, establecer una estrategia eficaz que permita alcanzar la meta perseguida. Un medio de comunicación para expresarse debe existir. Ante un gobierno bravucón, abusivo y autoritario, es vital el control emocional y actuar con cabeza fría.

Es duro decirlo, pero algunos medios como Globovisión y Unión Radio han sobrevivido a pesar de -en nuestra opinión- ser parcializados hacia la oposición y estar en contra del gobierno, porque su estrategia fue mejor que la de RCTV. Estos medios le abrieron espacio al oficialismo. Globovisión, por ejemplo, transmite una buena parte de la programación de VTV. Un sinnúmero de venezolanos ven el canal estatal en las retransmisiones que hace Globovisión de la señal de Venezolana de Televisión, canal 8.

Unión Radio, rebajó la cuota de tiempo a los periodistas de oposición y amplió los espacios de los afectos al oficialismo. Esto fue inteligente. Así, Globovisión le ha hecho más difícil al gobierno cerrar su señal por el costo político que pagaría el oficialismo, mientras le concede al gobierno que transmitan sus mensajes al televidente opositor. El caso de Unión Radio es similar.

Al menos esta estrategia ha logrado que los televidentes se enteren de versiones e informaciones distintas a las del oficialismo por más tiempo.

Es evidente que es más útil un medio abierto que uno cerrado a la hora de defender la libertad de expresión.

Hasta ahora estamos convencidos que la mejor estrategia de defensa de los grados de libertad y de la libertad de expresión ha sido la de Gustavo Cisneros. El se dio cuenta que los venezolanos se estaban dividiendo en dos bandos, aunque las dos partes conforman a Venezuela. No hay forma ni manera que una excluya a la otra. Nadie podrá gobernar con acierto si no logra un mínimo acuerdo entre ellos. Este es el gran problema de Chávez... y lo sería de la oposición, si llegado el caso de gobernar también excluyera a los seguidores de lo que es el chavismo.

Puedo afirmar responsablemente que en dos o quizás más momentos, el país ha estado al borde de la guerra civil. Gustavo fue uno de los primeros en percatarse de ello. El Estado de conflagración o de guerra es por definición el fin de las libertades y en particular de la de expresarse. Por ello, y a pesar del costo que pagaría, Gustavo se la jugó completa y buscó el mejor escenario para coadyuvar a impedir en enfrentamiento fraticida. Llamó al ex presidente Carter y este coordinó la reunión con Hugo Chávez. Lo demás es historia conocida. En principio, las pasiones y los extremismos del lado opositor acusaron a Cisneros de entregar a Venevisión al gobierno. Más no fue así. El canal del “tigrito” lanzó su exitosa campaña de “información justa y balanceada” la cual fue aceptada por la mayoría de los venezolanos que le brindaron pleno respaldo como se puede apreciar en los niveles de sintonía que tiene el canal 4. Otros canales de TV, medios de radio, impresos y de Internet han seguido el mismo camino.

Por disciplina científica, he analizado los reportes e investigaciones de la UCAB y de otras universidades, sobre el contenido de las informaciones de Venevisión y de los otros medios que siguen la misma estrategia y es una realidad cómo el noticiero más visto, que es el de Venevisión o la pagina Web más vista que es Noticias 24, dan informaciones equilibradas. Podemos observar que las noticias políticas se dan una a una, una para el gobierno y otra para la oposición. En los programas de opinión ocurre igual: Un invitado del oficialismo y otro de la oposición.

En mi opinión, este comportamiento ha sido crucial para mantener la libertad de expresión tan amenazada. Esto significa que tanto la oposición como el gobierno tienen la misma oportunidad de transmitir su mensaje y los ciudadanos de recibir noticias e informaciones con distintos pareceres y puntos de vista.

Es así que la estrategia de Cisneros ha sido acertada en cuanto a la defensa de la libertad de expresión. Incluso, voy más allá: Esta estrategia de balance y equilibrio ha promovido un factor, cada vez más grande en número, de personas no extremistas, que apuestan a un centro que no desea radicalismos, ni mucho menos, una confrontación violenta. Este sentimiento va en ascenso. Los líderes radicales van paulatinamente perdiendo vigencia y se fortalecen las posiciones que procuran el entendimiento para trabajar juntos resolviendo los problemas de la gente.

No puedo aseverar aun que no habrá guerra civil, pero de una cosa estoy seguro, esta estrategia comunicacional de Cisneros, de Venevisión y de otros -cada vez más- medios de comunicación, algún día se reconocerá como clave al analizar las causas que evitaron una conflagración y promovieron la tolerancia y la convivencia democrática de las partes en pugna. Elementos primordiales que nos permitirán resolver las diferencias sin disparar un tiro ni derramar una gota de sangre. En democracia y en libertad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.