www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Dos hermanos y una cuñada

Secuestran a los familiares de una popular activista mexicana asesinada en 2010

miércoles 09 de febrero de 2011, 12:19h
La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de México recibió la denuncia de que la noche del lunes un grupo de hombres armados secuestraron a los familiares de la activista social Josefina Reyes Salazar, asesinada el 3 de enero de 2010.


Tres familiares, dos hermanos y una cuñada de la activista Josefina Reyes que fue asesinada en 2010, fueron secuestrados en la población de Valle de Juárez, cercano a Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, denunciaron grupos civiles.

El visitador especial en Ciudad Juárez para la atención a víctimas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Gustavo de la Rosa, indicó que la noche del lunes un grupo de hombres armados secuestró a Elías y Malena Reyes Salazar, así como a Luisa Ornelas, esposa del primero.

De la Rosa explicó que con los secuestrados viajaba la madre de los dos primeros y un menor de edad, pero éstos fueron bajados del vehículo y abandonados en la carretera a Ciudad Juárez.

Josefina Reyes Salazar, activista del Valle de Juárez, fue asesinada el 3 de enero de 2010 cuando iba rumbo al poblado El Sauzal, a unos 30 minutos de Ciudad Juárez, urbe fronteriza con la estadounidense El Paso (EE.UU.).

Durante más de 10 años Josefina denunció los asesinatos contra mujeres ocurridos en el Valle de Juárez y fue de las primeras voces en participar en la lucha contra un basurero nuclear que iba a ser instalado en el mismo poblado.

Por su parte, Amnistía Internacional pidió a los ciudadanos exigir a las autoridades que den con el paradero de las tres personas secuestradas. Añadió que en caso de que estén detenidos "deben de darse a conocer los cargos por los que se les acusa o de lo contrario deben ser puestos inmediatamente en libertad".

Desde 2008, Reyes había participado activamente en las protestas contra la violencia del crimen organizado en la conflictiva Ciudad Juárez, así como por las presuntas violaciones de derechos humanos cometidas por el Ejército.

Ciudad Juárez está considerada la urbe más violenta de México y en el primer mes de este año fueron asesinadas 210 personas por presuntos sicarios del crimen organizado.