www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Una generación marcada

Los niños afganos juegan a ser suicidas

miércoles 02 de marzo de 2011, 18:48h
Hace una semana que circula un vídeo por Internet en el que un grupo de niños juega a escenificar un atentado terrorista. Las imágenes se tomaron en alguna parte entre la frontera de Afganistán y Pakistán, y dan muestra de hasta qué punto la violencia se ha normalizado en esta región, que lleva décadas asolada por sucesivos conflictos bélicos.
Un niño con la cara cubierta por un pañuelo negro se despide con abrazos de sus amigos. Son nueve y ninguno parece superar los diez años. Tras el afectuoso ritual, el protagonista se acerca a lo que, de manera simulada, representa algún tipo de control policial. Un compañero suyo vestido de blanco levanta la mano en una clara señal de stop. Entonces sucede. Una gran explosión de arena y los niños que estaban detrás del fictíceo controlador caen fingiendo su muerte. Esto es la frontera entre Afganistán y Pakistán, dónde los niños juegan a ser suicidas.

Se desconoce el autor del vídeo que circula desde hace una semana en Internet. Ahsan Masood, el pastor pastún que lo colgó en Facebook, pensó que "era gracioso" cuando lo recibió del móvil de un amigo y continuó su difusión a través de la red social. Cree que se grabó en Kohst, Afganistán aunque no hay certeza sobre ello.

La grabación de 84 segundos muestra el profundo impacto psicológico que la violencia talibán está causando en una generación. El vídeo ha provocado diversas reacciones. Según el periódico The Guardian a algunas personas les ha hecho gracia la explosión falsa y las caras sonrientes de los niños. Otras están horrorizadas ante el hecho de que los suicidas se han convertido en los héroes de los recreos.

"Es horrible y alarmante. Estos niños están fascinados por las bombas y juegan a ser suicidas en vez de condenarlos", dice Salma Jafar, de la organización Save the Children. "Si lo idolatran ahora, pueden formar parte de ello en el futuro".

Tras el dramático juego se esconde una verdad aleccionadora. Los niños son a la vez víctimas y reproductores del conflicto que, liderado por los talibanes, lleva una década desestabilizando ambos lados de la frontera entre Pakistán y Afganistán.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios