www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

las nuevas medidas del ejecutivo enfrentan a las comunidades autónomas

Rajoy cree que la política energética del Gobierno es "ridícula" y "pura confusión"

miércoles 02 de marzo de 2011, 21:00h
Las críticas en contra de la política energética del Gobierno arrecian por momentos. Este miércoles ha sido Mariano Rajoy el que ha criticado el plan al considerar que adolece de "orden, lealtad y reciprocidad". Mientras tanto, Madrid y Cataluña ya se han mostrado contrarios a rebajar las tarifas del Cercanías y consideran un abuso la medida tomada por el Ejecutivo. Ambas regiones exigen a Zapatero una indemnización en caso de que la reducción del precio se lleve a cabo.
El líder del PP, Mariano Rajoy, cree que la política energética del Gobierno es en ocasiones "ridícula" y que las últimas medidas para reducir el consumo energético son "pura confusión", por lo que ha exigido "lealtad" al Ejecutivo y que aplique consenso con autonomías y ayuntamientos.

Rajoy se ha referido este miércoles a la polémica que ha desencadenado el plan de ahorro energético del Gobierno, que ha emplazado a las CCAA a rebajar las tarifas del transporte público y que se ha encontrado con la negativa de la Generalidad catalana y de la Comunidad de Madrid. "No se pueden hacer leyes que luego tengan que pagar otros, esto necesita orden, lealtad y reciprocidad" señaló Rajoy.

El líder del PP ha comentado que el Gobierno puede tomar decisiones, pero que las comunidades también tienen capacidad de decidir, y por ello ha instado al Ejecutivo a "reunir" a ayuntamientos y a comunidades para buscar "la colaboración y la cooperación de todos" en este asunto. También ha solicitado una "política energética como Dios manda", fruto de un "plan" y no de un cúmulo de "improvisaciones".

"Todo lo que estamos viviendo, la subida de la luz un 49% en la etapa socialista, el déficit de tarifa de más de 20.000 millones de euros... Todas estas cosas que vemos de la velocidad, de un ministro que dice que le va a regalar una bombilla a cada español o que no nos pongamos corbata, todo esto es ridículo", ha espetado.

Madrid y Cataluña, en contra de la bajada del transporte público
Tras la propuesta del Gobierno de rebajar las tarifas del transporte público para fomentar su uso y lograr que la ciudadanía deje en casa el coche, la Comunidad de Madrid y la Generalidad de Cataluña ya se han mostrado desconformes con la medida.

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, señalaba este miércoles que si el Gobierno de España quiere incentivar el uso del transporte público, tendrá que ser el Ejecutivo central quien lo pague. "Cuando nos den el dinero, nosotros lo rebajamos encantados", ha declarado Beteta.

Beteta ha explicado que el Gobierno no ha remitido ninguna documentación ni ninguna propuesta para ahorrar energía, a excepción de "las ocurrencias" que se han conocido a través de la prensa y las valoraciones de los distintos ministros sobre los efectos de la limitación de la velocidad o la iluminación. Ha criticado al Ejecutivo central por plantear una reducción de los billetes de los transportes públicos cuando el Estado ha rebajado la aportación a las comunidades autónomas para el transporte público en los presupuestos.

Por su parte, la Generalidad de Cataluña exigía este martes al Gobierno central que "compense" económicamente a la administración catalana por los ingresos que ésta dejará de percibir si aplica la rebaja tarifaria en los servicios de Cercanías y trenes de media distancia.

"Ellos invitan a café, la gente se toma el café y después dicen que pagues la cuenta. Esto no es asumible y hay que denunciarlo. Hay que decir basta, que por aquí no pasaremos", ha protestado el portavoz del ejecutivo catalán, Francesc Homs.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios