www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RETOQUES ESTÉTICOS

Lavado de cara para el Citroën Pluriel

martes 25 de marzo de 2008, 18:32h
Cuando nació, hace ya 4 años, pareció un divertido ejercicio de estilo sobre el popular C3 de Citroën. Eran los años en los que la marca, bajo la dirección del singular Claude Satinet, apostaba por modelos de fuerte personalidad para arrastrar al gran consumo. Pese a ello, el Pluriel nunca gozó del favor del público porque no se trata de un verdadero descapotable y las operaciones de poner y quitar el techo son bastante más complejas de lo que parece sobre el papel. Pero lo cierto es que es un coche que los alquiladores de Baleares y Canarias quieren tener en su catálogo y muy pocos días lo tienen parado.

Y ahora le llega el turno de una ligera modernización. Se ha cambiado todo el frontal, que incorpora unos nuevos grupos ópticos, más actuales y más grandes, con las intermitencias incorporadas. También se ha cambiado la parrilla y los casi inexistentes paragolpes. Ni el interior ni la oferta mecánica ha cambiado sustancialmente, aunque sí la gama de colores, que sigue siendo rica y animosa, como corresponde a su estilo.

El Pluriel no es un verdadero descapotable. O si. Porque lo cierto es que si puede convertirse en un cabrio de 4 plazas verdaderas; en esto supera a sus rivales de tamaño, ya que las plazas traseras son aptas para dos adultos. Pero para ello, hay que dejar el techo en casa y conformarse con un techo plegable, de lona, que apenas nos sirve para guarecernos de una ligera lluvia y circulando a velocidades reducidas. Digamos que la alternativa de techo textil es simplemente para “salir del paso”

Eso si, su precio es bastante razonable, porque está disponible desde 15.000 euros y la oferta de motores incluye tres versiones: dos de gasolina de 73 y 109 caballos de potencia y un turbodiesel 68 caballos.