www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Si no se actúa contra el narcotráfico

Un líder opositor a Morales alerta de que Bolivia "será otra Ciudad Juárez"

jueves 17 de marzo de 2011, 10:48h
El gobernador de la región oriental boliviana de Santa Cruz, Rubén Costas, advierte del auge de tráfico de drogas en el país suramericano, a raíz de la reciente detención Panamá por contrabando de cocaína del exjefe antinarcóticos de Morales, el general René Sanabria, asegurando que la inacción del Ejecutivo llevarán a Bolivia a convertirse en "otra Ciudad Juárez".
El gobernador de la región oriental boliviana de Santa Cruz, Rubén Costas, uno de los principales líderes de la oposición al presidente Evo Morales, acusó al mandatario de inacción frente al narcotráfico y auguró que llevará al país a ser "otra Ciudad Juárez".

"Si esto sigue así en los próximos años, nos convertiremos en otra Ciudad Juárez", dijo Costas, aludiendo a la ciudad del norte de México más castigada por la violencia del narcotráfico, en declaraciones que publicadas este miércoles en el periódico El Día, de Santa Cruz.

El gobernador ha denunciado desde hace años el auge del tráfico de drogas en Bolivia y ahora reiteró sus advertencias a raíz de la reciente detención en Panamá del exjefe antinarcóticos de Morales, el general René Sanabria, por contrabando de cocaína.

Sanabria, que dirigía un departamento antidrogas del Ministerio de Gobierno, está siendo juzgado en Miami (EE.UU.), y alrededor de su caso han sido detenidos varios oficiales de la Policía boliviana.



Costas y otros dirigentes opositores han pedido a Morales reconocer que el narcotráfico ha aumentado desde que llegó al poder en 2006, que ese delito ha penetrado su Gobierno y que la situación empeorará si no se reconduce la política antidrogas.

En Santa Cruz, la región más próspera de Bolivia, fronteriza con Brasil y Paraguay, han aumentado mucho en los últimos años los desmantelamientos de laboratorios de cocaína, las detenciones de narcotraficantes de otros países, principalmente colombianos, y los asesinatos y otros crímenes relacionados.

Morales, que sigue siendo máximo dirigente de siete sindicatos de cultivadores de coca, base para la elaboración de cocaína, expulsó de Bolivia en 2008 a la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA), cuando Sanabria era su jefe antidrogas.