www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Fantasma laboral

jueves 24 de marzo de 2011, 12:51h
Un nuevo fantasma recorre el mundo y progresivamente va dando pasos en contra del estado de bienestar construido y vigente en la segunda parte del siglo pasado. Se reducen beneficios laborales, se avanza en la privatización de la educación superior y de los servicios de salud. Hoy nos vamos a referir a la iniciativa del Gobernador de Wisconsin llamada “Ley Walker” que limita los beneficios en la sindicalización de empleados públicos.

En este nórdico estado de la Unión Americana, el Gobernador Walker tomó la decisión de abatir los déficits fiscales y el gasto, mediante una radical reducción de beneficios a los miembros de los sindicatos burocráticos: maestros y trabajadores de los servidores públicos: administraciones estatal municipal y servicios tales como policías, bomberos y demás.

La iniciativa suspende la negociación laboral en materia de beneficios y servicios de salud para los sindicalizados. Es decir, será en lo sucesivo responsabilidad de los trabajadores en lo individual negociar con empresas privadas los servicios de salud para ellos y sus familias. El gobierno renuncia a la prestación de esos servicios y los empleados pierden ese beneficio laboral.

Por otra parte, se establece la eliminación del cobro de cuotas sindicales mediante descuentos del gobierno. Ahora, los empleados de gobierno sindicalizados tendrán que pagar sus cuotas directamente a los sindicatos.

Además, la nueva legislación establece la revisión anual respecto de la afiliación voluntaria de los miembros del sindicato al cual están afiliados. Es decir, limita la vigencia de la membrecía sindical, toda vez que cada año habrá de validarse.

En el caso de los salarios, el nuevo dispositivo legal marca una tasa de incrementos ligada a la inflación para la revisión de aumentos salariales.

Además de lo anterior, limita la capacidad de representación sindical ante las autoridades, supuesto que varios de los beneficios laborales ya no dependen de estar afiliados a determinada organización.
Esta iniciativa en la práctica, atomiza los sindicatos. En cierto sentido los vuelve accesorios y totalmente voluntaria su afiliación y militancia. Sin embargo, la consecuencia negativa se deja ver desde el momento en que ya hay una reducción en los beneficios y prestaciones ganadas por los trabajadores públicos. En estas circunstancias, el futuro laboral de éstos se encuentra en grave riesgo, ya que bajo cualquier circunstancia el gobierno pudiera prescindir de sus servicios, limitarles o cancelarles sus beneficios como en la práctica ya está ocurriendo.

Circunstancias similares se viven ahora mismo en Ohio, Michigan y otros estados del medio oeste. Los nuevos gobernadores republicanos de esa región próspera en otras épocas y ahora con niveles récord de desempleo y desinversión, pretenden nivelar sus huecos presupuestales a costa de los trabajadores públicos y aminorando o suspendiendo los derechos de contratación colectiva.
Estas propuestas para reducir beneficios laborales se complementan con los incrementos en las colegiaturas de los estudiantes de educación superior en esos estados.

Obviamente esto afectará la calidad de la educación; nuevamente se privilegian los servicios privados en este caso de educación, medida que afectará severamente a las comunidades inmigrantes y el futuro de sus hijos.

En un país que acusa cada día pérdida en la competitividad de sus escuelas, donde la deserción de los adolescentes es casi un tercio y donde el analfabetismo funcional está en sus más altos niveles, no es escamoteando a los maestros sus salarios y beneficios como van a componer la situación. Nuevamente privan las prácticas políticas inmediatistas, comprometiendo el futuro de esa nación.
*Director. Instituto Universitario Ortega y Gasset México. Comentarios: [email protected]
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.