www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Gracias al alza del petróleo

Chávez "engorda" la hucha para las elecciones de 2012

martes 26 de abril de 2011, 11:12h
Durante la pausa de la Semana Santa, el presidente venezolano Hugo Chávez aprobó por decreto presidencial una reforma legal que ascendería a 11.000 millones de dólares (7.532 millones de euros) los aportes de la estatal PDVSA a un fondo para obras sociales que el mandatario administra desde 2008 sin rendirle cuentas a nadie. Un gesto que tanto los analistas como la oposición interpretan como la capitalización de la renta petrolera para los comicios presidenciales de 2012.
En los últimos días el precio del crudo venezolano alcanzó niveles históricos al situarse en los 107, 30 dólares el barril. El mejor precio de venta en lo que va de año ya que se duplicó por encima de los 40 dólares en los está basado el presupuesto fiscal nacional para 2011. Un alza que ha instado al presidente Chávez a firmar un decreto-ley que permitirá dar mayor solidez al Fondo de Desarrollo Nacional (FONDEN), mediante las ganancias obtenidas por la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

"Es una ley que crea un nuevo mecanismo para que el pueblo reciba mucho más y para acoplarnos a la realidad de los precios exorbitantes del petróleo", dijo el mandatario en una llamada telefónica realizada hacia la medianoche a una emisora estatal de televisión.

Dicho decreto establece que cuando "los precios exorbitantes" del crudo se sitúen entre los 70 y los 90 dólares por barril, el 80 % vaya directamente FONDEN, cuyos recursos son administrados por el propio Hugo Chávez sin tener que rendirle cuentas a ningún órgano gubernamental.

Un porcentaje que subirá al 90 % con un precio del barril entre los 90 y los 100 dólares, y al 95 % si sobrepasa los 100 dólares, según los estatutos de la reforma a la Ley de Contribución Especial sobre los Precios Extraordinarios del Mercado Internacional de Hidrocarburos, aprobada en abril de 2008.

Esto ha despertado la preocupación de los analistas venezolanos, quienes han expresado sus dudas sobre el verdadero uso que se le da a la renta petrolera venezolana.

“El presidente Chávez tiene un control total y absoluto sobre este fondo. El manejo de ese dinero es poco transparente. Es muy poco lo que se sabe sobre cómo es usado y hacia donde va”, explicó a “El Nuevo Herald” , José Luis Saboin, consultor de la firma de asesores Ecoanalítica, cuyos cálculos apuntan a que el FONDEN tenía previsto recibir alrededor de 7.000 millones de dólares a lo largo de este año, cifra que podría ascender a 11.000 millones, si el precio promedio del barril de crudo se mantiene en los 94 dólares.

Por su parte, el diputado opositor del partido “Un Nuevo Tiempo”, Elías Matta, señaló que tales fondos deberían ser canalizados a través de los gobiernos locales.

“Esta no fue más que una forma para quitarle dinero a las gobernaciones y alcaldías, valiéndose de una habilitante aprobada por la vieja Asamblea Nacional”, dijo al citado diario estadounidense a la vez que recalcó que que los estados y municipios del país no han gozado ni van a gozar del boom petrolero.

Los analistas coinciden de que este último gesto de Chávez está orientado a engordar las arcas del gobierno para diseñar su estrategia de cara a las elecciones generales de 2012, donde el mandatario aspira ser reelegido.

De hecho se estima que una millonaria suma de dinero del gastó público venezolano,-5.000 millones de dólares de acuerdo con Ecoanalítica-, estarían destinados a reforzar la imagen del presidente suramericano, la cual no atraviesa su mejor momento tras la incapacidad del gobierno para atender y resolver los problemas el país como la inseguridad, el desabastecimiento de servicios y alimentos básicos, así como de infraestructura y habitacionales; entre otros.

Sin embargo, el abuso de la renta petrolera también conducirían a la desestabilización a largo plazo de la “gallina de los huevos de oro” de Venezuela: PDVSA.

Para Juan Fernandez, ex director ejecutivo de planificación de la estatal petrolera, la compañía demanda importantes inversiones para poder sostener y ampliar su capacidad de producción. “En refinación,por ejemplo, ellos están hablando de que quieren ampliar la capacidad en un millón de barriles diarios. Pero si no tiene esos recursos, entonces ¿como se van a generar esas inversiones?”, dijo a “El Nuevo Herald”, quien además aseguró que el gesto del mandatario venezolano pone en evidencia que “Chávez no ve más allá de las elecciones de 2012”.