www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

UPyD en perspectiva: del 22-M a las elecciones generales

martes 24 de mayo de 2011, 10:59h
No siempre es fácil tener perspectiva de los sucesos, especialmente cuando vivimos en un tiempo con demasiado peso del presente, poco recuerdo del pasado y menor proyección hacia el futuro. En las pasadas elecciones municipales y autonómicas del domingo 22 de mayo, Unión Progreso y Democracia logró unos resultados que merecen ser analizados con detenimiento.

De entrada hay que partir del marco real de juego, en las elecciones municipales nos pudimos presentar, y haciendo un enorme esfuerzo, en el 51% de los municipios de España. No se puede olvidar que el partido nació en septiembre de 2007, no llega pues a cuatro años de vida, y el criterio adoptado ha sido presentar siempre candidaturas contrastadas con programas sólidos y con un mínimo de estructura en la correspondiente circunscripción. Por otro lado no se puede obviar la cuestión económica, prácticamente testimonial, 1.200.000 euros para toda España, con este presupuesto de campaña es como si un seiscientos compitiera contra un Ferrari. Por último, y para acabar de poner las cosas en su contexto, el apagón mediático sufrido ha sido realmente sangrante, parecía que a UPyD se le había tragado la tierra, y ya luchar contra esto sí es realmente titánico.

Sin embargo, y a pesar de todos esos condicionantes, UPyD sigue milagrosamente avanzando día a día, para desesperación de sus adversarios políticos, y entusiasmo creciente del ciudadano que cada vez más se decanta por esta opción política. Se han logrado 152 concejales, algunos en capitales de provincia como Madrid, Murcia, Alicante, Granada, Burgos o Ávila, se ha entrada en la Comunidad de Madrid con nada menos que 8 diputados, tenemos un meritorio alcalde en Hernansancho (Ávila), y dos terceras partes de nuestros concejales lo son de fuera de la Comunidad de Madrid. Un total de 465.125 votos, más que en las elecciones europeas de 2009, sin olvidar que entonces nos presentamos en toda España y ahora en la mitad de ella. Sinceramente creo que los resultados son realmente extraordinarios si partimos de la realidad del contexto en que se han desarrollado. No dejamos de crecer desde que hemos nacido, hace apenas cuatro años, teniendo una oposición feroz de parte de los dos grandes partidos políticos y de sus círculos de poder, especialmente mediáticos. No obstante, a partir del 22M las cosas van a ir mejorando, posiblemente hayamos pasado el momento más duro, las elecciones generales están a pocos meses vista y UPyD cada vez está mejor posicionado.

No debemos olvidar el cansancio que los españoles muestran frente a los partidos políticos tradicionales, el deseo que tienen de encontrar una nueva clase política, más honrada y eficaz, que afronte los principales problemas de los ciudadanos, como la corrupción, la independencia judicial, el sistema electoral, el excesivo gasto autonómico, el olvido del sentido institucional frente a los partidos nacionalistas -con la ruptura del mercado interior-, la falta de perspectiva de Estado en cuestiones esenciales como la educación o la sanidad. Sinceramente creo que en estos temas básicos UPyD lleva la delantera, insisto, el ciudadano quiere una nueva forma de hacer política basada principalmente en la honradez, preparación y eficacia. Es puro sentido común, quizás la característica más definitoria de Unión Progreso y Democracia, junto con la claridad de su mensaje.

David Ortega Gutiérrez

Catedrático de Derecho de la URJC

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios