www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Sinclair Lewis: Doctor Arrowsmith

Sinclair Lewis: Doctor Arrowsmith. Traducción de José Manuel Álvarez. Nórdica. Madrid, 2011. 624 páginas. 26 €
Esta es una novela sobre medicina escrita cuando la medicina todavía se ocupaba de las infecciones tradicionales, la contención de las grandes epidemias y el desarrollo de antibióticos y vacunas. Su autor, Sinclair Lewis, hijo y nieto de galenos, atesoraba gran cantidad de conocimientos médicos: como él mismo reconoció, en su adolescencia tuvo acceso a los casi cuatrocientos volúmenes de medicina de la biblioteca de su padre. Además, para escribir Doctor Arrowsmith contó con el asesoramiento del bacteriólogo Paul de Kruif, a quien posteriormente dedicaría su obra.

Escrita en 1925, se narra en ella la historia de Martin Arrowsmith, un médico vocacional dentro del mundo de la investigación. A través del recorrido de su formación, Lewis efectúa una profunda crítica ante la falta de idealismo científico que en ocasiones se observa entre los médicos. Ya en la Universidad, Martin se encuentra rodeado de profesores y compañeros más interesados en la posición social y el dinero que en los propios descubrimientos científicos. Después, ejerciendo en una consulta rural de Dakota del Sur, tomará contacto con otros colegas que consideran a los pacientes meros clientes, y a las novedades técnicas llamativos recursos publicitarios. Se marchará para ingresar en el Servicio de Sanidad Público bajo el mando de Pickerbaugh, un epidemiólogo compositor de poemas ridículos para animar a la población a llevar una vida sana, sin ningún tipo de rigurosidad ni base científica en sus proclamas. Frente a ellos, Arrowsmith queda prendado del doctor Sondelius, quien divulga los logros de la microbiología para conseguir que los médicos “se conviertan en soldados que luchen contra la enfermedad”; y encuentra su camino como investigador de la mano del profesor Max Gottlieb, un microbiólogo, encerrado en su laboratorio, con un método de trabajo y una filosofía de vida que son toda una apuesta ética. Al fin, Martin es contratado por el Instituto McGurk de Nueva York donde tendrá su propio laboratorio, convirtiéndose en un obstáculo para los intereses de la industria farmacéutica ya que no acepta fraudes, ni anuncios precipitados, de sus descubrimientos…

En la novela, la investigación en microbiología tiene un gran peso argumental, poniendo en evidencia algunos de sus problemas y dilemas éticos, como la conveniencia o no de realizar ensayos “inmorales” en beneficio del futuro de la humanidad. Pero la compleja trama no se limita a la medicina, incluyéndose distintas situaciones cotidianas y escenarios sociales, desde la América “profunda” hasta la elitista y rica sociedad neoyorquina. El ritmo narrativo es muy rápido; Lewis recurre a un lenguaje claro y directo que le permite describir con un gran realismo que linda lo periodístico. Lo hace, además, con un profundo sentido del humor e ironía, quedando patente su enfoque moral de la realidad y su mirada crítica, en ocasiones amarga, de la vida norteamericana.

En la adaptación cinematográfica de la novela, dirigida por John Ford en 1931, aparece, tras los títulos de crédito, una leyenda: “Es la historia de un hombre que dedicó su vida a servir a los demás y su corazón al amor de una mujer”. Por Doctor Arrowsmith Lewis recibió, en 1926, el premio Pulitzer, aunque lo rechazó por considerarlo un galardón conservador. No hizo lo mismo cuando le concedieron el Premio Nobel de Literatura en 1930, convirtiéndose en el primer estadounidense en recibirlo. La Academia Sueca al concedérselo declaró: “Por su vigoroso y gráfico arte para describir y por su habilidad para crear, con sabiduría y humor, nuevos tipos de personalidades”.

Por Patricia Flores
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.