www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Elecciones 2011 portugal

Cinco candidatos, un único puesto y el descontento social de fondo

miércoles 01 de junio de 2011, 15:44h

José Sócrates (Partido Socialista)
Con el objetivo de renovar su mandato otros cinco años, José Sócrates (Vilar de Maçada, 1957), cabeza de lista del Partido Socialista, afronta uno de los mayores retos de su vida política: intentar que Portugal renueve el voto de confianza y que apueste por el PS para lidiar con la crisis financiera y la fractura social que padece el país. El rescate financiero por parte de la Unión Europea, de 78.000 millones de euros, ha ensombrecido una hábil gestión que logró aplacar el histórico déficit fiscal portugués. Tenaz y optimista, Sócrates tuvo que dimitir a finales de marzo y convocar elecciones anticipadas ante la negativa de la oposición a aprobar su plan de ajuste financiero. Fue reelegido, por abrumadora mayoría, secretario general del PS a finales de marzo.

Principales propuestas electorales: El Partido Socialista apuesta por la política social, las energías limpias, las nuevas tecnologías y la innovación. Sócrates considera claves la "racionalización" de los servicios públicos y la Administración, incluidos sus altos cargos, el aumento de las exportaciones, la "rehabilitación" de las ciudades para dinamizar el mercado inmobiliario y los alquileres, la reforma de la Justicia y la inserción de los jóvenes en la vida laboral, favoreciendo la contratación, la promoción del autoempleo y la creación de empresas.



Pedro Passos Coelho (Partido Popular Democrático)
De aliado a verdugo. El año pasado, Pedro Passos Coelho (Coimbra, 1964) posaba sonriente junto a José Sócrates tras el histórico pacto económico entre gobierno y oposición. Sin embargo, en marzo pasado, el PPD rechazaba de pleno el plan de austeridad de Sócrates forzando su dimisión. Economista de formación, profesor universitario y de marcado perfil neoliberal, lidera el segundo partido luso desde hace apenas 14 meses, cuando tomó el testigo de Manuela Ferreira Leite. Passos Coelho ha logrado recortar las distancias con Sócrates hasta registrar una ligera ventaja, según los últimos sondeos. Amante de la música clásica y la ópera y con reconocido talento para el canto lírico, sus allegados le consideran frío, analítico y poco temperamental.

Principales propuestas electorales: El programa del PSD establece la libertad de elección de los proveedores de servicios portuguesa en materia de salud y educación y un estado menos protagonista. Passos Coelho aboga por un amplio plan de privatizaciones que afectaría a alguna de las empresas más poderosas del país, como EDP, TAP, REN o Águas de Portugal. Asimismo, defiende una reestructuración del gobierno, por la que sólo contará con diez ministerios (en la actualidad cuenta con catorce) y 25 secretarios de Estado.



Paulo Portas (Centro Democrático Social)
A río revuelto, ganancia de pescadores. Ése es el mantra con el que afronta el CDS las elecciones del próximo domingo. Con Paulo Portas (Lisboa, 1962) como líder, la formación de centro derecha intentará rascar el mayor número de votos entre los descontentos con los dos grandes partidos. Con un hermano en las filas del Partido Comunista, Portas, abogado de profesión y ex ministro de Defensa entre 2002 y 2004, encabeza un ambicioso proyecto político que ha llevado a su partido a ser el que más ha crecido en número de adeptos en los últimos meses. Con cierta fama de demagogo entre sus enemigos, Portas sueña con formar parte de una coalición de derechas que derroque al Partido Socialista. Los sondeos le sitúan como el tercero más votado.

Principales propuestas electorales: El programa electoral del CDS-PP gira en torno a seis cuestiones que para su líder, Paulo Portas, son esenciales: invertir en la producción y en el crecimiento para las exportaciones y el empleo, centrándose en la justicia y la seguridad; promover las cuestiones sociales, menos carga impositiva para las familias, crear créditos fiscales a empresas que creen empleo, revisar las asociaciones público-privadas y suspender las obras más importantes, como la línea ferroviaria de alta velocidad.



Francisco Louca (Bloco de Esquerda)
Además de ser la cara visible de la coalición de izquierdas portuguesa, que agrupa desde 1999 a varias formaciones marxistas y comunistas, Francisco Louca (Lisboa, 1956) es un catedrático en Economía y un escritor de éxito en el país vecino. Azote de José Sócrates durante la negociación del rescate financiero con la Unión Europea, Louca aboga por renegociar la deuda nacional con las entidades financieras como el FMI. Enemigo acérrimo del paquete de ayudas comunitario, que considera parte de una política intervencionista urdida por Bruselas, el Bloco de Esquerda busca hacerse con el voto más joven. Sin embargo, las encuestas vaticinan un retroceso de la formación que, según los sondeos, apenas obtendría un 6 por ciento de respaldo.

Principales propuestas electorales: Renegociar la deuda externa portuguesa con la UE y el FMI, imponer un impuesto único sobre el patrimonio, movilización del ahorro y fortalecimiento de la banca pública.



Jerónimo de Sousa (Partido Comunista Português)
Antiguo obrero metalúrgico y fiel defensor de los preceptos revolucionarios de 1974, aquellos que trajeron la democracia a Portugal, Jerónimo de Sousa (Pirescoxe, 1947) es el cabeza de lista de la coalición formada por comunistas y ecologistas. Apoyado en un fiel y considerable número de votos concentrados en las zonas rurales del sur del país y en el cinturón industrial de la capital, Lisboa, De Sousa aspira a revalidar los 13 escaños con los que cuenta actualmente, aunque los sondeos proyectan una pérdida de peso de la formación lastrada por el deterioro de la imagen de los partidos de izquierda. El PCP podría ganar protagonismo en caso de que Sócrates no obtuviera la victoria y necesitara pactar para alcanzar la mayoría parlamentaria.

Principales propuestas electorales: Renegociar la deuda externa portuguesa con la UE y el FMI, mayor inversión en políticas medioambientales y en energías limpias, luchar contra el empleo ilegal de la mano de obra pobre, crear un apoyo permanente para los inmigrantes que lo necesitan y evitar la reforma de la doble imposición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.