www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Antes de 2014

Rousseff presenta un plan para sacar de la miseria los brasileños

viernes 03 de junio de 2011, 10:04h
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, anunció este jueves la puesta en marcha del programa "Brasil sin Miseria", un proyecto que se ha convertido en el eje angular del angular del actual Ejecutivo de Brasilia y con el que el Gobierno pretende sacar de la pobreza a 16 millones de ciudadanos antes de que concluya la legislatura en 2014.
PIE DE FOTO

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha presentado este jueves el programa 'Brasil sin Miseria', con el que pretende sacar de la pobreza extrema a más de 16 millones de personas. Este plan está considerado como el principal proyecto del Gobierno brasileño.

Rousseff considera que antes del mandato de su predecesor inmediato, Luiz Inácio Lula da Silva, no se había prestado la atención necesaria al tema de la pobreza. A su entender Lula vio a los pobres como "seres capaces de construir su propia riqueza, su dignidad". De hecho, subraya que Lula es uno de los inspiradores del actual plan.

"Hicieron falta más de cuatro siglos para que la lucha contra la pobreza se convirtiera 'de facto' en política prioritaria del Gobierno. Nuestros pobres han sido acusados de todo, incluso de ser responsables de su propia pobreza", ha añadido, en declaraciones recogidas por la estatal Agencia Brasil.

El programa planteado es una promesa electoral de Rousseff, quien venía insistiendo en que la lucha contra la miseria es una de las prioridades de su Gobierno.

La ministra de Desarrollo Social y Combate al Hambre, Tereza Campello, ha precisado que entre los objetivos figuran el de elevar la renta per cápita de las familias que viven hasta con 70 reales al mes (unos 30 euros) y facilitar el acceso de estos sectores a los servicios públicos.

La semana pasada, en la presentación del proyecto a los líderes sindicales, Campello aseguró que servirá para impulsar otras acciones de apoyo a estas familias. El propósito final es acabar con la pobreza extrema antes de finalizar 2014, cuando concluye el actual mandato de Rousseff.

El plan será precisamente competencia de la cartera de Campello, quien subraya la capacidad del Gobierno para cumplir con sus objetivos en el plazo previsto, informa Prensa Latina.

Por su parte el ministro de la Presidencia, Gilberto Carvalho, afirmó que el plan persigue dotar a los más pobres de las herramientas necesarias para que puedan sustentarse por sí mismas, es decir, "enseñarlas a pescar". Asimismo subrayó que 'Brasil sin Miseria' es una continuación de 'Bolsa Familia' --impulsado por Lula entre 2003 y 2010--, plan integrado junto a otros en la nueva política. Ahora 'Bolsa Familia' pasará a atender a más de 1,3 millones de niños y adolescentes.