www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Izquierda Unida y los indignados

lunes 01 de agosto de 2011, 07:37h
Cayo Lara, coordinador federal de Izquierda Unida, ha tendido la mano a los “indignados” para que se integren en las listas electorales de su formación. Más allá del carácter netamente oportunista que la propuesta pueda tener, hay que decir que Cayo Lara tiene todo el derecho a hacer lo que hace. Igual que los “indignados”. Basta echar un vistazo al escrutinio completo de las últimas elecciones para ver la cantidad de partidos que hay en el panorama político español. Lo cual, por otro lado, es síntoma inequívoco de que en España existe un régimen democrático, de libertades y un estado de derecho que ampara la participación de sus ciudadanos a través de distintas opciones electorales.

Dicho número de opciones puede ampliarse. Y los “indignados” pueden hacerlo. Basta con registrar los estatutos de una nueva formación ante en Ministerio del Interior y, si son conformes a derecho, el partido en cuestión puede iniciar su andadura. Esa es la manera correcta de cambiar aquello con lo que se está en desacuerdo. No lo es, en cambio, okupar los espacios públicos, cortar el tráfico a voluntad, intimidar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y violar sistemáticamente la legislación vigente, incluidas las resoluciones del Tribunal Electoral, del Supremo o, simplemente, una orden judicial de desahucio. Izquierda Unida tiene las puertas abiertas a los “indignados”, sí, pero también PSOE, PP y hasta Bildu. Para ello, basta seguir los cauces legales, en lugar de coaccionar a unos policías para que desistan en su pretensión de exigir a un ciudadano –inmigrante o aborigen, poco importa- que pague su título de transporte en el metro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.