www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

García Lorca: luto sin sectarismos

jueves 18 de agosto de 2011, 07:38h
Se conmemora estos días el 75 aniversario del asesinato de Federico García Lorca cuya fecha exacta de ejecución oscila, según los historiadores, entre el 17, 18 0 19 de agosto de 1936. La vileza de su muerte y el carácter excepcional de su creatividad literaria, convirtieron este luctuoso suceso en una referencia ya mítica que sobrepasó las fronteras nacionales y adquirió casi de inmediato una dimensión universal.

En este sentido, la muerte de García Lorca pasó a encarnar un emblema que supera el hecho concreto de su asesinato, sobre el que estamos obligados a reflexionar. Afortunadamente, el crimen de Granada ha dejado de ser un arma arrojadiza con fines sectarios. Como recientemente recordaba el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Javier Huerta Calvo, en una entrevista concedida a “El Imparcial”, el propio Lorca jamás fue sectario y tanto en sus relaciones personales como en su trabajo en la dirección de instituciones como “La Barraca”, no juzgaba a las personas por su ideología política, contando con colaboradores que iban desde la militancia anarquista o socialista, a monárquicos e incluso falangistas. En la orden de ejecución dada por el Gobernador Civil de Granada –o su lugarteniente en esos días- bajo el campo de acción de los militares sublevados contra la II República, se pone en evidencia que, detrás del pretexto político, intervinieron decisivamente zafias pasiones de envidia, resquemor y venganza entre clanes locales. Como en innumerables crímenes cometidos en aquella funesta etapa de nuestra historia reciente -que jamás debe repetirse- las pasiones cainitas y los ajustes de cuentas se pusieron la máscara política de conveniencia para encubrir, en palabras de Azaña, “la venganza, el miedo y la cobardía”, como cimiento de la criminalidad. La Guerra, en efecto, desató las peores pasiones, odios y enfrentamientos ancestrales que terminaron en sangre y “abusos monstruosos”, para citar otra vez al Presidente de la República.

El espectáculo “Federico vive”, gestionado en Granada por las nuevas autoridades del Partido Popular elegidas en las urnas, y la gira por toda España de grupos teatrales españoles e hispanoamericanos que este verano han recogido el testigo de La Barraca, en el proyecto “Las Huellas de La Barraca”, impulsado por Acción Cultural Española, llevando representaciones de teatro clásico por toda la geografía española, suponen un homenaje cívico que mantiene viva su memoria sin propósitos partidistas ni sectarios en sintonía con la actitud personal de Federico García Lorca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios