www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DIPUTADOS Y SENADORES, NI GANAN NI TIENEN

viernes 09 de septiembre de 2011, 12:44h
El rasgado de vestiduras que algunos comentaristas han instrumentado ante la declaración de ingresos y bienes de diputados y senadores es una farsa. Objetivamente, y en líneas generales, los ingresos de los políticos españoles son discretos y sus patrimonios austeros. Esa es la pura verdad y la crítica a la clase política no puede perder la objetividad.
El problema de nuestros políticos no es lo que tienen o lo que ganan. El problema es cómo despilfarran el dinero de los impuestos con que sangran a los contribuyentes. Raro es el día en que no se publica una muestra adicional del derroche público. Abruma el desmedido número de automóviles oficiales con sus choferes, gastos de mantenimiento y reparaciones. Asombra el uso de teléfonos móviles; como pagan los ciudadanos, los políticos dan suelta a su verborrea acumulando facturas astronómicas. Sorprenden los incesantes viajes gratis total, casi todos ellos innecesarios. Crecen como la espuma las empresas públicas; la mayor parte son a modo de agencias de colocación para enchufar en ellas a los parientes, amiguetes y paniaguados de los políticos. Acongoja, en fin, la suntuosidad de palacios y edificios públicos, el número de asistentes, secretarias, escoltas, gabinetes, gastos de representación, relaciones públicas, patrocinios, subvenciones y las infinitas camelancias en las que se produce el derroche del dinero de todos.
El problema no es lo que ganan o lo que poseen nuestros políticos. El problema es lo que gastan. Carecen de tino y medida al administrar el dinero público. Por eso tienen a la opinión ciudadana en contra.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios