www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La justicia pone a Otegui en su sitio

viernes 16 de septiembre de 2011, 21:22h
La condena de Arnaldo Otegui y Rafael Díez Usabiaga a 10 años de cárcel por pertenencia a banda armada es algo que no ha sorprendido a nadie. En su momento, diversas instancias judiciales -Estrasburgo inclusive- ya dictaminaron que Batasuna era parte del entramado de ETA –por otra parte, una confirmación judicial de algo que todos sabíamos. Este es también el entorno en el que se ha movido siempre el sindicato LAB, del que Díez Usabiaga era cabeza visible -como Otegui de Batasuna-. Con esta resolución, la Audiencia Nacional recuerda una vez más que ETA no son sólo los comandos, sino quienes los amparan, justifican y representan en las instituciones. Los unos sin los otros no tienen sentido alguno; forman parte de un todo divisible pero coordinado e interdependiente.

Casi tan escandalosa como la trayectoria de estos dos personajes resulta la actitud del nacionalismo vasco ante esta sentencia, tildada de “barbaridad” por Bildu y PNV, y de “desconcertante para una parte de la sociedad” por parte del propio Pachi López -tendrá que explicar porqué-. ETA ha dejado de matar por el cerco policial y judicial, no por falta de ganas. De hecho, ayer mismo la Memoria de Actividades de 2010 de la Fiscalía General del Estado revelaba que ETA mantiene su estructura organizativa militar, logística y política, mermada, pero “intacta”, con sus comandos dispuestos a actuar “en cualquier momento si la estrategia que actualmente están siguiendo no surte los efectos deseados”.

Conviene recordar que parte activa de esa estrategia es y ha sido siempre la izquierda abertzale. Precisamente por eso la resolución judicial de ayer es tan importante, ya que pone en su sitio a quien fuera calificado por Zapatero como “hombre de paz”. Recuerda igualmente que la justicia no entiende de “períodos políticos ilusionantes”, en palabras del portavoz de Bildu, sino que se limita a condenar a quien transgrede la ley, como es el caso de Otegui y Díez Usabiaga.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.