Ir a versión MÓVIL

www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica económica

Los datos ya hablan de recesión en Europa

miércoles 05 de octubre de 2011, 20:20h
Según el Índice Compuesto de Gestores de Compras, el sector privado de la eurozona ha pasado del entorno de expansión al de contracción; es decir, de más de 50 puntos a estar por debajo de esa cota, al pasar de los 50,7 puntos de agosto a los 49,1 de septiembre. Esos 1,6 puntos de caída son muy significativos en este tipo de indicadores, pues en realidad basculan por encima o por debajo de los 50 puntos. Este indicador aprecia el comportamiento del sector privado a partir de una encuesta realizada sobre las decisiones reales de un alto número de empresas de distintos sectores. Además, esta es la segunda caída del índice, lo que hace pensar que es una tendencia más prolongada, que podría repetirse en octubre. Markit ha observado “ritmos más rápidos de contracción en España e Italia acompañados por un cuasi estancamiento en Francia y Alemania”.

Según Howard Archer, economista de IHS Global Insight, “la contracción en sectores clave de los servicios en la eurozona en el mes de septiembre junto con una marcada caída en las nuevas empresas aumenta la preocupación por que la eurozona haya vuelto a la recesión”.

Este mismo miércoles se han publicado los datos de ventas al por menor de la eurozona, que cayeron en agosto un 0,3 por ciento respecto de julio, especialmente por un desplome en Alemania. Un signo más de que el consumo se contrae, porque las familias empiezan a temerse la vuelta de malas épocas.

Estos datos, que ya hablan de recesión en la eurozona, pues el PMI recoge contracción en el sector privado, han coincidido con un mensaje del FMI que alerta, precisamente, de que la recesión en Europa es posible. Los últimos datos, dice sin contar todavía con los que hemos recogido en esta crónica, apuntan a un período de bajo crecimiento.

Esta situación ha llevado al FMI a pedir al Banco Central Europeo a que baje los tipos de interés. Esta exigencia llega a la sede del BCE precisamente en el momento en el que se va a producir el relevo de Jean Claude Trichet por el italiano “Super Mario” Draghi. Pero en un momento de cambio como ese es muy difícil que se produzca una bajada de tipos, porque daría la impresión de que el nuevo gobernador del BCE será más inflacionista. Aunque por eso algunos creen que Trichet podría dejarle el trabajo hecho este jueves, que es el último en el que el francés anunciará la política de tipos de la entidad reguladora. No obstante tampoco es problable ya que la inflación de la eurozona ha pasado del 2,5 por ciento en septiembre al 3,0 por ciento en octubre. Un repentino aumento de la inflación que la aleja, además, del objetivo declarado del BCE que es mantenerlo en el 2,0 por ciento o por debajo.

Antonio Borges, director del departamento para Europa del Fondo Monetario Internacional, ha dejado ver que su institución no estará parada. “El FMI podría invertir junto al fondo de rescate en el mercado primario o secundario, mediante la creación de un vehículo especial de inversión”, ha dicho en rueda de prensa. ¿Qué quiere decir eso? Que comprará deuda pública española o italiana si la reacción del mercado se desmadra. ¿En qué se diferencia eso de un rescate? En muy poco o nada. Luego Borges ha reconocido que se tendría que cambiar la ley del FMI para que le permitiera hacerlo. Ahora bien, sus palabras muestran a las claras cuáles son las preocupaciones ahora de la institución: las dos grandes economías mediterráneas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.