www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Según las autoridades de Texas

Los narcos reclutan a niños estadounidenses para sus operaciones

martes 18 de octubre de 2011, 11:49h
El Departamento de Seguridad Pública de Texas ha alertado que los cárteles mexicanos reclutan a menores estadounidenses, algunos de 11 años de edad, para llevar a cabo operaciones pequeñas en la frontera con México, atrayéndoles con "dinero fácil" para tareas sencillas.
Las autoridades judiciales de Texas han advertido este lunes que varios cárteles de la droga de México están intentando captar a menores estadounidenses-- hay casos de niños de once años-- en sus operaciones de narcotráfico.

Steven McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, aseguró a Reuters que los cárteles están intentando atraer a los jóvenes texanos en sus operaciones. "Les llaman 'los mercenarios'", comentó.

McCraw asegura que sus investigadores tienen pruebas de que seis cárteles mexicanos tienen "centros de control y de mando" en Texas para reclutar a niños para sus operaciones, atrayéndoles con "dinero fácil" para tareas sencillas.

"Los cárteles pagan a los niños unos 50 dólares (30 euros) para mover un coche de un lugar a otro, lo que permite al cártel ver si el vehículo está bajo vigilancia", explicó. "Por supuesto, una vez que trabajas para ellos, hay consecuencias", señaló.

McCraw indicó que 25 menores han sido arrestados en el último año en un condado en la frontera de Texas, ejerciendo de vigilantes o en otras operaciones para cárteles de la droga de México. Estas organizaciones se han extendido, según el director, y ya desarrollan operaciones en todas las grandes ciudades de Texas.



Este mes, "arrestamos a un niño de once años que robó una furgoneta con 360 kilogramos de marihuana", indicó. "Están reclutando a nuestros hijos", añadió.

McCraw explicó que el estado de Texas está iniciando un programa de forma conjunta con Protección de Fronteras de Estados Unidos, que recibe el nombre de Operación Desvío, en el que las autoridades judiciales y de seguridad norteamericanas se reúnen con niños y padres en los colegios y en los centros comunitarios para advertirles del peligro que supone el dinero fácil que ofrecen los cárteles.

Las autoridades judiciales señalaron que los niños suelen parecer menos sospechosos que los adultos, se dejan manipular más fácilmente por pequeñas cantidades de dinero y se enfrentan a condenas menores que los mayores de edad.

El mes pasado, las autoridades de Texas emitieron un informe indicando que los cárteles mexicanos pretenden crear una zona de control en el lado estadounidense de río Grande e intimidar a los propietarios de tierras para obligarles a ceder sus terrenos para utilizarlos como "bases permanentes" para el narcotráfico.