www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crisis en el mundo árabe

Cruenta guerra de clanes en el poder argelino

miércoles 19 de octubre de 2011, 17:52h
La opinión pública argelina se ha visto sorprendida por la virulencia de la lucha por el poder que se ha desatado entre los diferentes clanes que conforman el poder en el país norteafricano. Los dos principales partidos del gobierno y de la “alianza presidencial”, el Frente de Liberación Nacional (FLN) y el Reagrupamiento Nacional Democrático (RND), se enfrentan en una guerra sin cuartel en el Parlamento.
Los rumores persistentes sobre la enfermedad del presidente Abdelaziz Buteflika junto a su ausencia de la escena política del país han lanzado al FLN y al RND a enfrentarse públicamente en el seno de la Asamblea Popular Nacional (APN), Cámara Baja argelino. Ambos partidos, que hasta ahora mantenían en pie el gobierno y conformaron el “pacto presidencial” que permitió a Abdelaziz Buteflika arrasar en las Elecciones presidenciales de 2009, han desenterrado el hacha de guerra.

El FLN y el RND no han llegado a ningún acuerdo en los proyectos de ley que se debaten estos días en Argel, todos ellos auspiciados por el propio Presidente. La “ley de partidos”, el modo de elección de los alcaldes, la cuota de representación de las mujeres en las instituciones o la Ley electoral, están enfrentando a Abdelaziz Beljadem y Ahmed Uyahia, líderes del FLN y del RND respectivamente.

Según el analista Ahmed Ruadjia, la disputa de ambas formaciones tiene que ver con el dominio del Parlamento que deberá abordar la reforma de la Constitución; cuestión clave para determinar la futura elección presidencial prevista en un principio para 2014, pero que todos los analistas políticos consideran que habrá que adelantar.

Para el politólogo Rachid Grim, la cacofonía actual que existe en Argel es “la expresión de un fin de reino”. En otras palabras, es síntoma de la lucha por la sucesión ya abierta del presidente de la república y de las próximas elecciones generales de 2012.

El partido que se siente más inquieto frente a las inminentes elecciones anticipadas es el FLN, estima Rachid Grim. Lo que ha empujado a su Secretario general Abdelaziz Beljadem a desencadenar una ofensiva política sin precedentes. “No podemos perder nuestro liderazgo de formación mayoritaria”, exclama Beljadem. Pero la resistencia que una parte del poder ofrece a sus propuestas son muestra de que desconfía de que “la sucesión a través del finen su versión actual abra la puerta a una islamización aún más pronunciada que la que se ve hoy día”, señala Grim.

“Esta sucesión interna y clandestina es una ensalada sazonada al gusto del poder: el pueblo está totalmente descartado”, declara por su parte el profesor de Ciencias Políticas Ahmed Ruadjia, citado por el periódico El Watan, para quien “diferentes planes de sucesión ya están en marcha”.

Sin embargo, la lucha por posicionarse en cabeza cara a las próximas elecciones legislativas y presidenciales no solo es prerrogativa de los dos partidos mayoritarios supuestamente monolíticos. En el seno del FLN, la disidencia está en auge. Este fin de semana pasado se ha celebrado en las cercanías de Argel la “conferencia de enderezadores”, promovida por un sector del FLN que pretende purificar y limpiar las filas del expartido único de los gérmenes de la corrupción, del nepotismo y de “la traicion a los ideales de la revolución del 1 de Noviembre de 1954”, fecha del desencadenamiento de la lucha armada anticolonial que llevó Argelia a la independencia.

La reunión había sido condenada por la dirección del FLN. Pero el ministro del Interior, Dahu Uld KJablia, autorizó su realización. A pesar de todos los esfuerzos de Beljadem de anular dicha conferencia de disidentes, la reunión tuvo lugar en presencia de más de medio millar de delegados.

A la cabeza de la “conferencia de enderezadores” estaba Ali Benflis, un magistrado que llegó a ser primero ministro de Justicia, después director de campaña de Buteflika en 1999 y posteriormente primer Ministro. Hoy en oposición a Beljadem, Benflis ha recogido apoyos de los círculos de poder del entorno del Presidente. En la conferencia estuvo presente el general jubilado Abdelmayid Cherif, cuñado del expresidentes Zerual, y un reputado hombre de negocios, que, según los expertos argelinos, “sólo juega a caballo ganador”.

La batalla por ganar la Secretaría general del FLN ya está igualmente en marcha, y del resultado de la misma podrá depender la candidatura con más opciones para disputar el codiciado sillón presidencial. Sin embargo, dicha batalla tiene todos los ingredientes de una áspera disputa que puede llevar a consecuencias inimaginables.

Según el periódico Le Soir d’Algerie, “un grupo de personalidades del partido FLN, a su cabeza el que fuera presidente del Parlamento, Amar Saidani, han firmado una petición dirigida a Abdelaziz Beljadem, exhortándole a evitar el choque” que su intransigencia supondría. Pero al parecer Beljadem hace oídos sordos y ha movilizado toda su familia empeñada en la batalla. Su hijo Chawki es presentado por la prensa independiente argelina como “el Seif el Islam de Argelia”. La disputa por el poder ha salido de los salones de debate y se ha trasladado a la calle, con los riesgos que eso conlleva.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios