www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La Cumbre Iberoamericana funciona

lunes 14 de noviembre de 2011, 21:10h
Y si no funciona, será por la falta de talento de absolutamente todos los gabinetes de los países miembros y no porque sea un foro anquilosado o como lo ha calificado desaprensivo, diciendo que está “en decadencia y agonía”. Estoy cierto que podrían impulsarla mejor y con más ahínco y comedimiento los involucrados. Que el esfuerzo no es menor y no puede tirarse por la borda sin más. Discrepo del presidente boliviano en que señala con ligereza que la cumbre esta rebasada, pues, afirma, que eso se debe a que obedeció al contexto del V Centenario del descubrimiento de América y que hoy sirve ante todo, para rendir cuentas al rey de España. Eso es una gran mentira.

Me parece una visión desinformada, deplorable, mas concedo que acaso no es mal intencionada, pero sí disparatada. Aquí sí debo decirlo: que alce la mano el mandatario iberoamericano que rinda cuentas a Juan Carlos I y lo confiese; hablamos de un monarca que más asistió a la cumbre en Paraguay que al Museo del Prado en Madrid a inaugurar la expo del Hermitage, en clara deferencia al mundo iberoamericano, pese a su salud delicada y eso merece contarse y no pasó desapercibido en suelo americano, al menos.

Y si me apura amigo lector en ambos hemisferios, que alce la mano quien pida esas cuentas. Que no puede fajarse cualquier jefe de estado y decir que la cumbre solo se hizo por reminiscencias históricas trasnochadas o suponer que existe para rendir cuentas al monarca español. El posicionamiento del mandatario sudamericano resulta ser entonces, muy errado e injusto con todos. Olvida o desconoce el origen de la misma y peor, que hay trabajo diplomático previo y la cumbre solo concreta lo hecho, si es que lo que le preocupa son los resultados de la “fiesta”, por llamarla así. La foto colectiva es el fin, no el inicio.

Ahora bien, lo que siempre he considerado y sigo viéndolo así, es que la Cumbre Iberoamericana es y ha sido una oportunidad estupenda para encuentros regionales y bilaterales de alto nivel y para tratar temas puntuales que afectan a la región iberoamericana, la cual los tiene y más le vale abordarlos y resolverlos. El foro en comento es a todas luces el adecuado y enhorabuena que exista. Feliz esfuerzo hispano-mexicano, que fue creado un año antes del V Centenario y que vio nacer en Guadalajara, Jalisco, las ediciones anuales. Años después ya con la Secretaría General Iberoamericana, se entiende que debería de tener un mayor impulso y eso sí que lo creo conveniente y es responsabilidad de todos proponer temas y soluciones, incluida Bolivia, que en esta ocasión obtuvo reconocimientos importantes, de allí que me extraña mucho la posición tan peregrina de Morales.

La inconmensurable vigencia de estas cumbres proviene de la oportunidad invaluable para que dialoguen los jefes de estado y de gobierno de una región histórica tras de quinientos años de relaciones, y sin que en 5 centurias previas se produjeran estos encuentros multitudinarios y que ahora son posibles; ergo no debemos defenestrarlos por calentones de boca de unos o de otros, según toque, o por intereses paralelos en crear foros a modo para pasarelas de ególatras, favorecedores de caudillismos que, esos sí, son trasnochados y nos han salido carísimos en nuestra historia común a todos los iberoamericanos por igual.

Y es que no podemos esperar que siempre Europa o China o los Estados Unidos nos saquen las castañas del fuego en asuntos puntuales de carácter regional, cuya atención y solución en bloque nos representaría una fuerza como región, digna de ser considerada y tomada más en serio y en cuenta. Sí creo –a despecho de Morales– que los países miembros bien que podrían comprometerse más en causas comunes e impulsar nuevos acuerdos deseables para todos. Los temas son inagotables como los son las oportunidades para abordarlos en las negociaciones y cabildeos previos.

A mi me parece que la premisa sustentadora de las cumbres iberoamericanas es sencilla de entender y no hay que darle tantas vueltas, mareando la perdiz.

Es un reto ser un bloque unido, así se le atraviesen intereses regionales como los que correspondan con la Unión Europea, América del Norte o el MERCOSUR, en tanto ese bloque no pierda el norte y los intereses y afectos comunes, a la par afrontándolos con planteamientos comprometidos y capaces de enderezar rumbos o costos como región; y al hacerlo, siempre tendrá futuro como lo tiene. El desaire de unos no tiene que influir en el ánimo del resto. Los ausentes pierden una oportunidad de ser, no los asistentes, no los equipos de trabajo previo que hacen los deberes. Eso debería de valorarlo Morales.

A ponerse las pilas, pues y si requiere impulsos este importante esfuerzo diplomático, que lo tenga; ha de replantearse qué más, qué tanto más se puede hacer en su seno en vez de denostarla o simplemente, hacer mutis o no acudir a ella. No será seria si sus miembros no son serios. Luego entonces, la verdad me gustaría ver más compromiso de los ausentes y de los quejumbrosos.

Ojalá que esos esfuerzos no tarden en llegar. Iberoamérica los merece, no cabe duda y no puede estarse escudando en los dólares que verbigracia, Caracas pueda aportar para, a su vez, apuntalar sus proyectos personalísimos y caudilliles de cumbres paralelas de escasos resultados tangibles, como lo son las que promueve. A estas alturas de la Historia, los iberoamericanos no nos vamos a contar historias, que nos conocemos bien entre nosotros. No nos vamos a contar una de piratas. La Cumbre Iberoamericana puede ser un instrumento eficaz si hay voluntad política para cuantas propuestas sensatas se alberguen en su seno. No espero ni por error, que sean los chinos quienes la impulsen. Guste o no, es tarea de los propios iberoamericanos hacerlo y si no está siendo eficaz, regreso al punto de partida de esta columna, entonces será por la falta de talento de los gabinetes de los países miembros y quien se sienta injustamente aludido, que demuestre que ha hecho los deberes y póngase el acento en los países que han incumplido. Es cuánto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.