www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El líder del Partido Popular quiere formar Gobierno antes de Navidad

Rajoy quiere adelantar el traspaso de poderes ante la gravedad de la crisis

lunes 21 de noviembre de 2011, 19:37h
Aunque la constitución de las Cámaras está prevista para el 13 de diciembre, la Constitución puede adelantar la sesión de investidura. Según ha podido saber EL IMPARCIAL, Rajoy ha pedido a Zapatero adelantar el proceso de traspaso de poderes para formar Gobierno cuanto antes y poder así en marcha sus primeras medidas económicas. De momento, ya ha nombrado a Soraya Saénz de Santamaría para que encabece la transición del Gobierno del PSOE al del PP.
La exportavoz del PP en el Congreso Soraya Sáenz de Santamaría será la encargada de coordinar el traspaso de poderes con el fin de que Mariano Rajoy pueda formar su Gobierno antes del 24 de diciembre, día de Nochebuena.

Esta designación ha sido la primera decisión de Rajoy, y la ha anunciado ante el Comité Ejecutivo Nacional, al que ha convocado menos de 24 horas después de convertirse en el próximo presidente del Gobierno.

También ha comunicado la celebración de un congreso nacional los días 17, 18 y 19 del próximo mes de febrero.

En medio de una alegría evidente, todos los mandatarios del PP que componen este órgano interno han acudido a la sede del partido, incluido el presidente de honor, José María Aznar, quien no aparecía por este cónclave desde 2003.

No sólo ha hecho acto de presencia, sino que además ha intervenido para demandar al partido que dé a Rajoy igual o más apoyo que el que recibió él cuando ganó las elecciones en 1996.

Como ahora su sucesor, el expresidente tuvo que enfrentarse a una situación económica dolorosa, con el paro por encima del 20 por ciento y problemas de financiación en el exterior.

De ahí, ha explicado fuentes del PP a Efe, que Aznar haya pedido máximo apoyo para Rajoy.

Según las mismas fuentes, la intervención del presidente de honor ha estado cargada de emotividad y se ha congratulado de asistir por fin al "día histórico" de la victoria de su partido en unas generales, y por una mayoría absoluta (186 escaños) superior a la que el consiguió (183).

Antes que él habían tomado la palabra la vicesecretaria de Organización, Ana Mato, y el propio Rajoy; la primera, para repasar los resultados electorales, y el líder del PP, para remarcar que aguarda un contexto económico muy complicado, más si cabe que el actual.

Fuentes del Comité consultadas por Efe han señalado que el próximo presidente ha reconocido su preocupación por el previsible aumento de la tasa de desempleo -otro más- al cabo de este mes.

Rajoy ha hecho hincapié en que la situación aún puede agravarse, aunque, pese a ello, el primer principio de gestión de su Gobierno seguirá siendo "decir siempre la verdad".

Tal y como ha explicado la secretaria general, María Dolores De Cospedal, en conferencia de prensa -Rajoy ha optado por no comparecer-, el líder de los populares ha reflexionado sobre los resultados, en especial por lo que aportan: por un lado, la necesidad de instaurar un mandato de reformas; por otro, la defensa de los valores europeos, empezando por la moneda común.

La presidenta de Castilla-La Mancha ha ensalzado la voluntad de Rajoy de hacer un Gobierno "presidido por el rigor, la seriedad y el trabajo", así como la de reforzar el compromiso con la UE.

Con todo, el futuro presidente del Gobierno ha planteado la opción de que en la Unión se orqueste un mecanismo para acabar con la crisis de deuda soberana, de tal manera que se premie a los países cumplidores y se presione a los que escapan a los objetivos presupuestarios fijados. De esta posibilidad han hablado Rajoy y la canciller alemana, Angela Merkel, durante la conversación telefónica de la mañana.

Asimismo, el PP hablará con todos los partidos en contactos informales y mediante reuniones no públicas para acelerar en lo posible el traspaso de poderes, de forma que la investidura se produzca antes del 20 ó 21 de diciembre.

El PP comenzará su ronda con el PSOE y continuará con los demás grupos, menos con Amaiur, cuyos objetivos, según Cospedal, no están amparados por la Constitución y ello les invalida para trabar conversaciones con la coalición abertzale.

Fuentes próximas a Sáenz de Santamaría han explicado a Efe que las mayores posibilidades de acortar los plazos para la formación de un nuevo Gobierno radican en el periodo de cinco días que se les da a los nuevos partidos para constituirse en grupos parlamentarios. Los populares creen que el proceso puede comprimirse a un solo día.

De la transición ya han hablado Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, un diálogo "satisfactorio" para el líder del PP, toda vez que ha recibido la garantía del presidente en funciones de que se hará un traspaso "modélico".

Sáenz de Santamaría dirigirá un equipo de varias personas cuyas identidades todavía no han trascendido, si bien, como ha apuntado Cospedal, quienes lo integren no tienen por qué ser los próximos ministros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios