www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crónica política

Hoja de ruta de Rajoy en la UE: España, en primera fila

lunes 05 de diciembre de 2011, 22:24h
A pesar de que la representación española en el decisivo Consejo Europeo de este viernes será la del presidente en funciones José Luis Rodríguez Zapatero, el próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se entrevistará con Merkel y Sarkozy en el marco del Congreso del Partido Popular Europeo, que se celebra el miércoles y el jueves.
Quedan pocas horas para el decisivo Consejo Europeo del viernes en el que los países miembros de la UE tendrán que decidir el futuro de la Unión Europea y de la moneda única, el euro. El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no podrá asistir a la reunión al no haber tomado todavía posesión tras su victoria del 20-N, y en la que estará presente como jefe del Ejecutivo en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero. El líder del PP, no obstante, aprovechará el Congreso que el Partido Popular Europeo celebrará el miércoles y el jueves en Marsella para fijar su posición ante las importantes reformas, e incluso refundación, que la Unión Europea debe llevar acabo.

Las decisiones que se tomen en Marsella, según analistas políticos consultados por este diario, serán las que el Consejo Europeo debatirá el viernes, pues no en vano, los principales dirigentes de la Unión estarán presentes en ese Congreso, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés Nicolás Sarkozy. En esa reunión, se trasladarán a Bruselas los principales planteamientos que tendrán como objetivo salvar al euro y evitar su desaparición. El jueves, según fuentes del PP, Rajoy se entrevistará con Merkel y Sarkozy, a los que expresará su apoyo al nuevo tratado europeo que ambos han planteado hoy en París.

Los dos grandes representantes de Europa han apostado en la reunión que han celebrado hoy en París por un nuevo Tratado de la Unión Europea que prime la armonización fiscal y presupuestaria aunque en él se integren, en un principio, los diecisiete países de la eurozona (naciones con el euro como moneda), a los que podrían sumarse los restantes si admiten cumplir las condiciones fijadas en ese nuevo acuerdo.

El presidente “in pectore” del Gobierno trasladará a Sarkozy y Merkel, la gran ganadora de este proceso negociador entre París y Berlín, que pueden contar desde “ya” con España para este nuevo proceso, en el que estaremos, según fuentes del PP, “en primera línea desde el principio”. También, y como ha reiterado en numerosas ocasiones el líder del PP, defenderá que el Banco Central Europeo tenga un papel más activo para conceder ayudas a aquellos países que cumplan los compromisos adquiridos, aunque estén amenazados por los mercados, precisamente en un día en el que la prima de riesgo española ha vuelto a caer en picado, alejándose cada vez más del abismo de los 500 puntos que suponen la frontera para el rescate de un país miembro de la eurozona.

Analistas políticos consultados por EL IMPARCIAL destacan que ante el crucial Consejo Europeo del viernes, “en el caso español, como no podía ser menos después del calendario electoral decidido por José Luis Rodríguez Zapatero, se han juntado las churras con la merinas. En una reunión en la que se juega el futuro económico de Europa, nuestro país estará representado por un presidente del Gobierno en funciones. Son las ironías de la política y de los calendarios legales para la transición de un gobierno a otro”. Menos mal, añaden las mismas fuentes, que se celebra el Congreso de los populares europeos en los días previos.

En este sentido, Rajoy ha cerrado ya la agenda de reuniones que mantendrá en Marsella el miércoles y el jueves, aparte de las ya citadas con Merkel y Sarkozy. Uno de los principales encuentros será el que llevará a cabo con el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, en una demostración más que palparia de que el próximo presidente del Gobierno quiere recuperar y extender las relaciones con Washington, descuidas y relegadas, como él mismo ha dicho, durante los ocho años de Gobierno socialista.

En otro de los vaivenes del coordinador general de Izquierda Unida, según los analistas consultados por este diario, Cayo Lara ha dado hoy la de arena. En una entrevista concedida a RNE se ha mostrado dispuesto a ceder diputados de su formación en la sesión de constitución del Congreso para que la formación filoetarra Amaiur pueda tener grupo parlamentario propio, pese a no cumplir las condiciones necesarias para ello que especifica el Reglamento de la Cámara Baja. Lara ha asegurado que sería “una falta de generosidad política” y ser “muy egoístas” no ayudar a otra fuerza política, en este caso Amaiur, “bendecida por una banda terrorista como ETA, con casi mil asesinados y miles de heridos y mutilados a sus espaldas”, según las fuentes consultadas. “De qué va Izquierda Unida”, se preguntan estos mismos medios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios