NOTICIAS RELACIONADAS

enlaces patrocinadoS

PORTADA » españa

Mucho trabajo para el presidente

Rajoy, año II: la agenda del presidente y las reformas que están por venir

Tras haber cerrado uno de los años más convulsos de la historia reciente de España, el Ejecutivo de Mariano Rajoy afronta 2013 con la agenda plagada de retos y de compromisos. Como es de esperar, la crisis copa la mayoría de los quebraderos de cabeza del presidente, aunque los desmanes secesionistas en Cataluña, así como la desorbitada tasa de desempleo o las relaciones exteriores también tendrán su cuota de protagonismo a lo largo del año que viene.

Borja M. Herraiz

24-12-2012

imprima esta noticia ENVIAR O COMPARTIR ENLACE

Con un año de lo más convulso en lo político, lo económico y lo social ya a las espaldas, Mariano Rajoy se prepara para afrontar el 2013, el año que algunos vaticinan como el de la recuperación de España, con la agenda plagada de retos, objetivos y citas de vital importancia para el futuro de nuestro país.

La crisis, que casi todo lo abarca hoy por hoy, las aspiraciones secesionistas patrocinadas por Artur Mas y sus socios de ERC o frenar la escalada del desempleo se presentan como la hidra de tres cabezas a la que deberá enfrentarse el presidente y su equipo de Gobierno, pero la cosa no queda ahí.

Las relaciones con nuestros socios europeos, una hipotética renovación del Ejecutivo, afianzar las relaciones con Estados Unidos e Iberoamérica o el regreso de las cooperantes secuestradas en el cuerno de África también están marcados en rojo en la agenda de Rajoy para el año que viene.

La crisis, el paro, el déficit... y Cataluña
Si por algo se recordará este 2012 será por la tensión constante en la que ha vivido la ciudadanía española fruto de la complicada situación económica por la que atraviesa nuestro país. La crisis, que cumplirá un lustro a lo largo de este 2013, se ha cebado especialmente con las clases más desfavorecidas, que han visto cómo el número de desempleados se ha disparado hasta rozar los seis millones de parados, cifra maldita que el Ejecutivo intentará no superar.

Si bien Mariano Rajoy ha reiterado en numerosas ocasiones que las reformas adoptadas están encaminadas a cimentar "una nueva España del crecimiento sostenido y estable", el propio presidente reconoce que 2013 "será un año muy duro" y no se descartan nuevos recortes y planes de ajuste.

Los dos grandes objetivos para 2013 siguen siendo el crecimiento y la creación de empleo, y para ello el Gobierno prevé aplicar una triple receta: una reducción del déficit público, la aplicación férrea de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, tanto para el Ejecutivo central como para los autonómicos e incidir en las reformas estructurales.

Por ahora, el ministro Luis De Guindos ha descartado incrementar el IVA, aunque, por otro lado, poco a poco se allana el camino desde La Moncloa a la aprobación de un nuevo rescate comunitario, "que no sería ni a la irlandesa ni a la portuguesa", según el propio responsable de Economía.

En este sentido, una de las piedras angulares de la estrategia económica del Ejecutivo es controlar y cumplir con el objetivo de déficit público comprometido con Bruselas, que está fijado en el 4,5 por ciento, y evitar que siga acechando el 85 por ciento de Producto Interior Bruto. Para ello no se descarta intervenir las cuentas regionales de aquellas Comunidades que lo incumplan.

En cuanto a las pensiones, que copan una cuarta parte de las cuentas del Gobierno, que las califica de un "asunto capital", Mariano Rajoy aseguraba este viernes que el objetivo para este año es fijar una edad de jubilación "realista" (en la actualidad está fijada en los 65 años hasta 2027, que quedará fijada en los 67) y no se descarta una reforma en este sentido. Además, es posible que una de las reformas que se proyectan sea desligar esta partida del IPC.

En materia de Empleo, todo apunta a que el Ejecutivo impulsará nuevos estímulos a la contratación a lo largo del primer semestre del año, en especial para fomentar el empleo de los jóvenes, cuyo porcentaje de parados supera el 50 por ciento.

Otro frente que tiene el Gobierno es el de la Sanidad. Los recortes, las protestas y la aplicación del euro por receta en algunas regiones, y que está recurrido ante el Tribunal Constitucional, ha provocado que el sector se encuentre en pie de guerra. En este sentido, Rajoy abogaba este viernes por un sistema sanitario "gratuito, universal y de calidad", al tiempo que la ministra Ana Mato ya ha anunciado más reformas para 2013 para que España "salga adelante".

En lo referente a la Educación, el Gobierno espera poder llegar a un acuerdo en la conocida como 'ley Wert' y una pronta aplicación de la misma, si bien se prevé que las negociaciones tanto con las Comunidades Autónomas como con el resto de fuerzas políticas sean muy complicadas.

Además, el Ejecutivo espera poder profundizar en los primeros meses del año en el anteproyecto de la racionalización de la Administración Local, que no se ha tocado desde 1978, en la Ley de Unidad de Mercado, en la de Renovación Urbana, en la de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y en la de Asistencia Jurídica Gratuita, así como estimular el crédito a las Pymes, la implementación de las tasas judiciales y fortalecer el sector exterior, "que es el que nos está sosteniendo en estos momentos", según palabras del propio Rajoy.

Otro de los puntos marcados en rojo en la agenda del jefe del Ejecutivo será Cataluña. El pacto de gobernabilidad alcanzado entre CiU y ERC por el que Artur Mas retiene la Presidencia de la Generalidad, amén de las aspiraciones secesionistas de ambas formaciones con la intención de convocar un referéndum vinculante a lo largo de 2014, son dos de los puntos calientes, aunque no los únicos, a tratar a lo largo del año que viene.

Rajoy ya ha tendido la mano al presidente catalán para iniciar una ronda de conversaciones "siempre en el marco de la Constitución", por lo que la convocatoria de la consulta queda fuera de cualquier aproximación. Por su parte, Mas está dispuesto "a dar el primer paso", por lo que el cara a cara es casi seguro.

A buen seguro, ambos líderes mantendrán uno o varios encuentros a lo largo de 2013, donde la reforma del régimen fiscal así como la limitación en el techo de gasto autonómico también tendrán su hueco entre los asuntos a abordar. Si bien no hay fechas concretadas a día de hoy, es de esperar que se ven las caras en una nueva reunión en La Moncloa (la última se produjo el pasado 20 de septiembre) antes de verano.

Política exterior
Pero no todos los quebraderos de cabeza del Gobierno serán de puertas hacia dentro. La política exterior también tendrá bastante trabajo por hacer fuera de nuestras fronteras. La prioridad es poder cerrar una visita oficial a Estados Unidos para entrevistarse en la Casa Blanca con Barack Obama, que está invitado desde hace meses a La Moncloa, aunque nuestro país no se encuentra entre sus prioridades europeas estratégicas.

La última vez que un presidente estadounidense pisó nuestro país fue en junio de 2001, cuando George W. Bush estrechó las relaciones que por entonces manteníamos con la primera potencia mundial con José María Aznar al frente del Gobierno. Por el contrario, el último viaje de un jefe del Ejecutivo español a Washington se produjo en 2009, cuando José Luis Rodríguez Zapatero se entrevistó con el propio Obama, que ha llegado a calificar a España como "el gran problema de Europa".

Otro objetivo prioritario de Rajoy para 2013 será recuperar el papel protagonista de España en el seno de la Unión Europea, en especial en la negociación por la implantación de una unión bancaria y fiscal entre los países comunitarios.

A finales de 2012, el acuerdo parecía bastante avanzado, si bien será a comienzos del año que viene, entre los meses de enero y febrero, cuando los estados de la Eurozona cierren un pacto en este sentido, algo que Rajoy, que ha realizado 29 viajes al exterior en estos 365 días, lleva bregando con la canciller alemana Angela Merkel desde hace meses.

Además, el Gobierno tiene pendiente la defensa de los sectores agrícola, ganadero, minero y pesquero españoles en la UE, que amenaza con recortar las subvenciones y con ello el futuro de los mismos.

Por otro lado, Presidencia tiene previsto un viaje de Rajoy a China a lo largo del primer semestre del año como parte de la estrategia del Gobierno de estrechar los lazos con un socio comercial y económico vital y que tiene previsto invertir en los próximos años en constructoras, entidades financieras, cadenas de distribución alimentaria y compañías turísticas.

Otro de los viajes clave será el que lleve al presidente a Chile a comienzos de año en el marco de la VII Cumbre Unión Europea-América Latina y Caribe, donde se espera la presencia de 60 jefes de Estado y de Gobierno de ambos lados del Atlántico.

Además, la política de vecindad con los países del Magreb, en especial con Marruecos, se mantiene como eje prioritario de la política exterior del Gobierno. La seguridad, el tráfico ilegal de personas y drogas y la inmigración serán, un año más, los puntos clave de las relaciones.

Por último, otro de los grandes objetivos del Ejecutivo para 2013, en especial del Ministerio de Asuntos Exteriores, es lograr la liberación y el regreso a casa de Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, las dos cooperantes españolas secuestradas el pasado 13 de octubre de 2011 en la localidad keniata de Daabab.

Aunque el aparato diplomático español no ha parado de trabajar en silencio y con la mayor cautela en su puesta en libertad, poco se sabe de estas dos jóvenes, que ya se han convertido en el secuestro más largo de ciudadanos españoles en el extranjero.



enlaces patrocinadoS

De Compras por la red - Descubre una atractiva selección de ofertas online

VER MÁS OFERTAS AQUÍ