enlaces patrocinadoS

PORTADA » españa

crónica política

"Lo de Artur Mas ya no tiene nombre"

Lo de Artur Mas no es que no empiece a tener nombre, sino que ya es indescriptible. En el mismo día que reclama mayores competencias para la Generalidad de Cataluña en materia de política exterior, acusando al Gobierno de coartar su acción exterior, no ha tenido ningún reparo en pedir a ese mismo Estado otros 9.000 millones de euros del fondo de rescate autonómico para poder hacer frente a todos los gastos comprometidos, que se suman a los 5.300 que ya recibió el año pasado. Eso sí, de la decisión del TC de cancelar cautelarmente el pago de un euro por receta médica en la Comunidad de Madrid, ni una palabra, no como cuando el Constitucional tomó esta misma decisión sobre Cataluña, que fue entendida como un ataque descomunal del Estado contra esa Autonomía.

Luis Castro

29-01-2013

imprima esta noticia ENVIAR O COMPARTIR ENLACE

Como señalan los analistas políticos consultados por este diario, “si no fuera porque es verdad, lo de Artur Mas ya no tiene nombre. Parece el niño díscolo de una familia, que se cree que quiere hacer todo lo que le da la gana a costa de sus padres, intentando irse de casa pero pidiendo dinero y más dinero para hacer frente a lo que tiene que pagar y que se gastó mientras tenía el paraguas del Estado”.

“Es esa huída hacia delante”, afirman las mismas fuentes, la que le hacen cometer a Mas errores de bulto que le desacreditan “no sólo en España, sino ya en la Unión Europea. Es pedir, pedir y pedir. Y exigir, y reclamar, pero cumplir poco o nada”. Y es que llama la atención que la misma Generalitat que no ha sido capaz de cumplir con el objetivo de déficit público marcado para el año pasado, como se supo la pasada semana, es la misma que no tiene el más mínimo reparo en pedir otros 9.000 millones de euros adicionales al Estado, que suman a los 5.300 solicitados el pasado año, para no entrar en quiebra.

Los mismos medios se preguntan si Mas, “en su próximo encuentro con Su Majestad el Rey, además de explicarle su plan soberanista, porque eso sí lo tiene claro pero no cómo hacer frente a sus cuentas, le va a comentar la situación de las finanzas catalanas y por qué tiene que volver a pedir al Gobierno central casi el doble de dinero de lo que solicitó el pasado año para hacer frente a las deudas de la Generalitat”.

Por paradójico que parezca, el presidente catalán, quizás rehén de sus propios errores políticos al apostar por ese proceso independentista y por haberse quedado en manos de ERC para seguir gobernando, después de su fracaso en las últimas elecciones autonómicas, no parece darse cuenta de la realidad, como destacan los analistas consultados, “porque como si pareciera un adolescente cabreado ha echado mano de la chulería, para reclamar más presencia de Cataluña en el plano exterior, con mayores competencias al margen del Estado”. En este sentido, señalan las mismas fuentes, es “como si Mas se hubiera echado de amigo a ese chico que ningún padre o madre de familia quisiera para su hijo, en este caso el líder de ERC, Oriol Junqueras, que todavía ejerce una peor influencia sobre un chaval que está descarriado”.

Por otra parte, evidentemente la Justicia, por lo menos en este caso, es igual para todos. El Tribunal Constitucional ha paralizado la aplicación del cobro de un euro por receta en la Comunidad de Madrid tras el recurso presentado por el Gobierno de Mariano Rajoy ante una medida tomada por el Ejecutivo popular de Ignacio González. “Vaya, precisamente lo mismo que hizo ante una idéntica decisión tomada por la Generalitat de Artur Mas, pero que ha tenido una respuesta completamente diferente”, señalan las fuentes consultas.

Mientras el Ejecutivo catalán tomaba esta medida como una “descomunal ataque a esa Comunidad, se rasgaba las vestiduras y llegaba a hablar de que ya ni se podía respirar en catalán, mientras se negaba a parar esa medida hasta que tuviera conocimiento oficial por parte del TC de esa resolución, Madrid ha suspendido automáticamente el cobro de ese euro, sin apelar a campañas orquestadas por el Gobierno central para ahogar a esta Comunidad”.

Y el “caso Nóos” se complica por momentos, y en este caso para la infanta Doña Cristina. El juez que investiga esta causa, José Castro, ha citado como imputado al secretario de la hija menor de los Reyes y de su hermana, la infanta Elena. Carlos García Revenga comparecerá en el juzgado para dar explicaciones sobre las labores de asesoramiento o consulta que pudiera haber llevado a cabo con Iñaki Urdangarín y respecto a su entorno societario y personal, según informa la agencia Efe. En la providencia que ha dictado este martes, el magistrado precisa que durante la comparecencia le interrogará en concreto sobre el cargo y las funciones que el secretario de las infantas desarrollaba en Nóos o en cualquiera de las mercantiles de la trama, así como sobre el conocimiento que pudiera tener sobre las actividades que desplegaba.



enlaces patrocinadoS