www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DAESH RECLAMA LA AUTORÍA DEL TIROTEO EN LOS CAMPOS ELÍSEOS

Un policía muerto y dos heridos en un atentado terrorista en París
Ampliar

Un policía muerto y dos heridos en un atentado terrorista en París

Los agentes abaten a un tirador; otro sospechoso, en busca y captura, se ha entregado en Bélgica. Según Interior, querían atacar "deliberadamente" a los policías.

La sombra trágica del terrorismo ha golpeado esta tarde a Francia en el corazón del país y en plena campaña de las elecciones presidenciales (y dos días después de que la policía arrestara a dos personas que preparaban un atentado contra la campaña electoral). Informaciones pprovenientes de la nación vecina confirman que un policía ha muerto producto de un tiroteo desatado en plenos Campos Elíseos de París.

En el lance, otros dos agentes fueron heridos de gravedad y el presunto autor del ataque resultó abatido, aunque las autoridades cerraron el metro y emitieron una orden de busca y captura contra un sospechoso. Horas después, la mañana de este viernes, ese hombre se ha presentado en una comisaría de Amberes, en Bélgica.

El comunicado oficial todavía no precisa el perfil de la autoría del atentado que ha conmocionado a uno de los puntos neurálgicos de la capital y uno de los enclaves más turísticos del planeta. A falta de tres días para la celebración de los comicios, esa vía nuclear parisina hubo de ser evacuada ante el lamentable episodio que se ha cobrado la vida de un policía. Las autoridades que velan por la seguridad pública acordonaron y vaciaron la zona de inmediato y las investigaciones no descartan ninguna teoría.

La televisión BFMTV ha confirmado que el intercambio de disparos aconteció cerca de la tienda Mark and Spencer y Zara, sobre las 21:00 horas. Minutos después de la publicación de este detalle compareció Pierre-Henri Brandet, el portavoz del Ministerio francés del Interior. El dirigente señaló que las primeras pesquisas señalan que el terrorista tenía por objetivo atentar contra la patrulla de agentes que estaban en la zona. Es más, denunció que disparó "deliberadamente" contra un agente que viajaba en un furgón patrulla y, acto seguido, intentó asesinar a otros agentes que se encontraban en las inmediaciones.

La sección aniterrorista de la Fiscalía de París es está encargando de la invetigación del suceso y ya ha confirmado que el terrorista estaba fichado por la inteligencia gala. Incluso habría amenazado en redes sociales con su intención de atacar a los cuerpos de seguridad franceses. El fiscal de París, François Molins, confirmó que identificaron al autor del ataque, que sería un hombre de 39 años detectado por su radicalización islámica, que habría pasado varios años en prisión por disparar a variso agentes (en 2001) desde un coche robado. En aquella ocasion, según el fiscal, una vez que fue conducido a comisaría logró arrebatar el arma a otro agente al que también hirió.

El arma usada sería un artefacto automático "de guerra". Además, el relato del terrible lance reconstruye que el asesino accedió en un automóvil al área y, tras bajarse, comenzó a disparar. Tras el intercambio de tiros emprendió la huida a pie hasta que fue abatido por las fuerzas del orden de cobertura. "No se puede descartar que el asaltante contara con algún cómplice", afirmaron desde el ministerio.

François Hollande, presidente francés, congregó en el Elíseo, a pocos metros del lugar de los hechos (aconteció en el númeo 102 de la afamada calle), un gabinete de crisis junto al primer ministro, Bernard Cazeneuve, y el titular del Interior, Mathias Fekl, y, en torno a las 23:15 ofreció una comparecencia en la que acometió el repaso de lo acontecido para ofrcer la versión oficial exacta de lo ocurrido (en lo precedente se habían lanzado y abortado rumores que hablaban de un segundo tiroteo).

El mandatario confirmó que se trata de un "atentado terrorista" y corroboró que las autoridades han emitido una orden de husca y captura contra un sospechoso que habría colaborado en el ataque tras entrar en Francia a través de Bélgica. Casi de manera simultánea, Daesh reclamó la autoría del tiroteo con desenlace fatal. "El apoyo de la nación es total (al cuerpo policial). Hay que hacer lo posible para que esos policías, gendarmes y militares puedan ejercer su misión. El principio de base es la confianza, la solidaridad y el apoyo de la nación a las fuerzas de seguridad", manifestó el presidente después de aclarar que había convocado un Consejo de Defensa para este viernes a primera hora.

El atentado se desaroló cuando ls candidatos a las eleccines participaban en una emisión televisiva. El desarrollo de los acontecimientos obligó a los líderes polítcos a improvisar reacciones. En ese encuadre, François Fillon y Marine Le Pen anunciaron que cancelarían sus actos de campaña de este viernes, el último día de campaña. El candidato conservador expuso que "la lucha contra el terrorismo debe ser la prioridad absoluta del próximo presidente de la República" y recordó que propone hacer hincapié en "una coalición internacional contra el totalitarismo islámico". La ultraderechista manifestó que "la pesadilla ha empezado una vez más", denunció que "no se hace todo lo posible para poner a nuestros compatriotas a resguardo" y abogó por "el restablecimiento del control de las fronteras" y por "poner fin al laxismo y a la ingenuidad".

Emmanuel Macron, socioliberal, reflexionó advirtiendo que "viviremos de forma duradera con estas amenazas, que serán la cotidianeidad de los próximos años". Y concluyó su intrvención argumentando que "no hay que ceder al miedo ni dar la impresión de que cedemos" mientras que el candidato de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, aseguró que "los criminales no quedarán nunca impunes en este país", ni tampoco ls cómplices. El socialista Benoît Hamon cerró las reflexiones de los candidatos subrayando que "este acontecimiento nos recuerda que estamos en el centro de una crisis que se caracteriza por el asalto de fuerzas que detestan nuestra democracia". "Hay que ser implacables con esas fuerzas", sentenció.

Paseantes que se cruzaron con el drama retrataron el caos y a sensación que puebla a los residentes en el país galo, una república que convive con la máxima alerta antiterrorista. "Empezamos a ver gente que corría y se metía en las tiendas. Escuchamos los disparos, pero, sinceramente, pensamos que eran petardos", declaró Koriche, un joven francés de 17 años que confiesa que no tiene miedo pero que tardará en volver al lugar. Esa misma percepción sostiene Didier, un nativo de la capital de 37 años, que reflexionó que "por las elecciones -cuya primera vuelta se celebra el domingo- esperaba que pasase esto en algún momento".

Hafedh, un vigilante de seguridad la sala nocturna Le Madam (en la cercana calle de la Boetie) con más de una década de experiencia, relató que "abrimos nuestras puertas y dejamos a la gente que llegaba corriendo que pasara. A los de dentro les dijimos que había habido un problema en los Campos Elíseos". Una hora y media después del ataque su local reabrió. "La zona está segura, no hay motivo para interrumpir la velada", éspecificó un trabajador que se confiesa musulmán y que argumentó que de confirmarse que los autores de la barbarie son islamistas radicales él también sería un objetivo, ya que a ojos de los terroristas "somos todos infieles".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.