www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ELECCIONES PRESIDENCIALES

Las elecciones legislativas francesas, en cinco claves

Las elecciones legislativas francesas, en cinco claves
Ampliar
Los candidatos, el factor miedo, la participación... Por Borja M. Herraiz

Los candidatos

Cinco son los aspirantes que tienen auténticas posibilidades de pasar a la segunda vuelta, aunque son dos los que cuentan, según los sondeos, con más opciones de jugarse El Elíseo el próximo 7 de mayo, fecha en la que está prevista la segunda vuelta. Las encuestas las encabeza en estos momentos el socioliberal Emmanuelle Macron, con un 24 por ciento de intención voto. De cerca le sigue la ultraderechista Marine Le Pen, con un 22 por ciento.

El tercer lugar lo comparten el radical de izquierdas Jean-Luc Melenchon y el conservador François Fillon, ambos con cerca del 19 por ciento de proyección de votantes. Por último, el socialista Benoit Hamon cierra la terna de posibles con un 7,5 por ciento de adeptos.

Lo que queda claro es que estas elecciones marcarán un punto de inflexión en la política francesa. El declive de los partidos tradicionales ha lastrado a sus dos candidatos, Fillon y Hamon. Además, los diferentes casos de corrupción en el que se han visto envueltas varias figuras de peso del país vecino, desde el propio aspirante conservador a Nicolas Sarkozy, entre otros, ha restado credibilidad a los discursos habituales. Es aquí donde Macron, Le Pen o Melenchon han recogido beneficios y ganado para su causa a miles de galos hastiados.

El sistema

Este domingo no se elige al nuevo presidente francés. Así sería si alguno de los candidatos lograra más de un 50 por ciento del escrutinio, cosa que según los sondeos es casi imposible que suceda en esta ocasión. De este modo, los dos aspirantes con mejores resultados en primera vuelta se jugarán el todo por el todo el próximo 7 de mayo. Uno frente al otro en competencia directa.

Según un estudio realizado por Harris Interactive, Macron es el candidato con más posibilidades de lograr proclamarse presidente de la República. Por contra, Le Pen, su presumible rival en segunda vuelta, perdería en todos los escenarios posibles fuera quien fuera su contrincante. Es más, en el cara a cara entre el socioliberal y la ultraderechista, el primero arrasaría con un 76 por ciento de votos.

La participación

Las encuestas previas al día D apuntan a que la participación este domingo será la más baja en una primera vuelta desde las elecciones presidenciales de 2002. Un sondeo publicado este mismo viernes por Ipsos revela que la intención de ir a votar ronda el 73 por ciento.

Esta baja iniciativa favorece a los partidos radicales, con votantes más definidos ideológicamente, lo que se traduce en unos resultados 'hinchados' tanto para Le Pen como para Melenchon. Sin embargo, se espera que en la segunda vuelta, cuando de verdad el país escoge al que será su nuevo presidente, la sociedad gala se movilice en un porcentaje más alto, lo que favorecería a Macron.

El miedo

El ataque terrorista de este pasado jueves en los Campos Elíseos de París en el que murió un agente de policía ha vuelto a poner el foco en la amenaza yihadista a escasas horas para que tengan lugar las elecciones. Francia se encuentra en estado de máxima alerta y el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha explicado el dispositivo especial de seguridad desplegado de aquí al domingo.

Hasta un total de 50.000 policías, gendarmes y militares se han movilizado para evitar cualquier tipo de atentado. El hecho de que los radicales islamistas hayan variado su estrategia y ahora ataquen de forma individual y anárquica hace todavía más difícil impedir los ataques, pero las autoridades galas han reforzado esfuerzos para que tanto la jornada de reflexión como la de votación transcurran con total normalidad.

El factor europeo

Tras el terremoto que ha supuesto en el seno de la familia comunitaria el brexit, la Unión Europea vuelve a pasar una reválida con las legislativas francesas. Un éxito de Le Pen o Melenchon, abiertamente eurófobos, podría hacer tambalear la construcción europea, muy tocada tras la espantada de Reino Unido y la crisis financiera que ha afectado a varios de sus miembros, como Grecia, Portugal, España o Irlanda, en los últimos años.

De este modo, desde Bruselas se hace un llamamiento a la unidad y a la participación, ambos factores a favor de los candidatos europeístas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.