www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTRENO EL 2 DE FEBRERO

Crítica de cine. La última bandera: cuando Irak se mira en el espejo de Vietman

Crítica de cine. La última bandera: cuando Irak se mira en el espejo de Vietman
Ampliar
viernes 02 de marzo de 2018, 10:54h
Richard Linklater (Boyhood) vuelve a la dirección con una peculiar road movie protagonizada por Bryan Cranson, Steve Carell y Lawrence Fishburne.

El tiempo es un elemento común dentro del cine de Richard Linklater. Ya sea como un sujeto más de la trama, como es el caso de su trilogía Antes del amanecer, o como parte intrínseca del proyecto, véase Boyhood. Con La última bandera, Linklater se presta a realizar una vuelta de tuerca más y nos presenta una cinta que sirve como secuela de El último deber, título estrenado en 1973, dirigido por Hal Ashby y con Jack Nicholson como protagonista.

No en vano, ambas obras –el referenciado y el que nos ocupa-, son adaptaciones de las novelas de Darryl Ponicsan, que de la misma manera separan 35 años entre la publicación de la primera (1970) y la última (2005). Las similitudes entre ambas obras son amplias. De un lado, Jack Nicholson y Otis Young como oficiales de la Marina estadounidense encargados de trasladar a un pánfilo Randy Quaid a una prisión para que cumpla una condena por un delito ridículo. Al otro, Bryan Cranston, Lawrence Fishburne y Steve Carell, veteranos de la guerra de Vietnam, trasladando a su ciudad natal el féretro del hijo muerto en combate de este último.

El trasfondo de la guerra de Vietnam puesto como espejo de la reciente intervención en Irak. El juego temporal no pasa desapercibido y la crítica al sistema se entremezcla a su vez con cierta dosis de patriotismo. Algo en apariencia contradictorio pero que sirve para revelar la maestría de Linklater con las historias íntimas y la importancia de los detalles. Una objeción a la parafernalia del “honor, gloria y patria” que rodea y justifica la guerra y a la vez una oda al valor de aquellos que se han sacrificado por ello.

Para ello, La última bandera se vale un socarrón Cranston haciendo de tabernero vividor, un Fishburne reconvertido en pastor evangélico tras ser un torbellino de bajas pasiones en el sudeste asiático y, por último, un Steve Carell… haciendo de Steve Carell; es decir: el clásico papel al que acostumbra de inocentón perdedor.

Los tres dotan de variedad la peculiar road movie que protagonizan. Un trío que se complementa a la perfección para tocar la fibra sensible en algunos casos y sacar la sonrisa en otros. Todo ello con un Linklater que, pese a la apariencia de estar ante un título menor en su filmografía, vuelve a absorber al espectador para llevarlo de nuevo a un viaje a un pasado cuyas consecuencias siguen palpitando hoy.

La última bandera

Título original: Last Flag Flying.
Año: 2017.
País: Estados Unidos.
Duración: 124 minutos.
Director: Richard Linklater.
Guión: Richard Linklater (basado en una obra de Darryl Ponicsan).
Fotografía: Shane F. Kelly
Reparto: Steve Carell, Bryan Cranston, Laurence Fishburne, J. Quinton Johnson, Richard Robichaux, Dontez James, Jerry Lee Tucker, Kate Easton .
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.