www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÍTICA DE CINE

Vengadores: Infinity War, la magia de Marvel en su máxima expresión

viernes 27 de abril de 2018, 03:20h

Este viernes 27 llega a los cines la primera parte del gran evento del cine de superhéroes.

En 2008, Marvel se lanzó a la producción en solitario de sus películas con Iron Man. Era la primera piedra de un proyecto que, diez años después, se ha convertido en una catedral cinematográfica cuya cúspide se culmina con el díptico formado por esta Vengadores: Infinity War y su segunda parte, que llegará en 2019.

En total, 19 películas que han servido no ya para dar lustre al término blockbuster sino cambiar el paradigma del cine palomitero con la creación de un universo cinematográfico propio (UCM a partir de aquí), al estilo de los monstruos de la Hammer allá por las décadas de los 30 y 40 pero agigantado por el mercado global e inmediato del Siglo XXI. Un modelo al que le han salido imitadores (DC, Universal) pero del que sólo Marvel ha logrado sacar rédito de crítica y público con sus constantes “más difícil todavía”.

Esos “más difícil todavía” se cristalizan en el apartado Vengadores, que actúan a la vez como película y como evento. Se trata de reunir en una historia a la pléyade de superhéroes en activo en cada momento.

Ya con la primera, en 2012, se pensaba que sería imposible hacer funcionar en pantalla a tanto personaje junto (los héroes en aquel momento no llegaban a diez). Joss Whedon, director al cargo, logró redondear la cinta dejando en el recuerdo la magnífica secuencia de Nueva York. Whedon repitió tres años después con la segunda parte, La era de Ultrón. El elenco había crecido y el resultado no fue tan logrado.

Así, llega 2018 y con ella la tercera entrega de Vengadores, Infinity War, la primera parte del díptico que completará dentro de un año su continuación, aún sin título. Detrás de la cámara se sitúan los hermanos Russo, una pareja de directores que llegó al mundo Marvel tras un bagaje en cine y televisión eminentemente cómico (Arrested Development y Community están en el listado de participaciones en la pequeña pantalla).

Una curiosa decisión que acabó transformándose en una de las mejores tomadas por Kevin Feige (productor al mando de todo lo que pasa en el UCM). Su primera incursión, Capitán América: el soldado de invierno, se puede calificar como una de las mejores cintas de Marvel. Su buen hacer les llevó a la tercera parte del Capitán América, Civil War, una suerte de Vengadores 2.5 dado el número de personajes involucrados.

Reconvertidos con éxito a los proyectos de acción mastodónticos, su elección era la lógica para ponerse manos a la obra con la joya de la corona de Marvel. Infinity War revela por fin la historia de las gemas del infinito y de Thanos, el titán loco que quiere encontrarlas para dominar el universo. De las gemas y del villano se han ido dejando pequeñas migas a lo largo de las 18 películas anteriores, haciendo ver que todo en este UCM está conectado en mayor o menor medida.

De esta manera, Infinity War se presenta como el evento definitivo de Marvel. El motivo de tanto cruce de argumentos de una película a otra. El porqué de todos esos dolores de cabeza de guionistas que buscaban entretejer tramas y forzar cameos. Diez años después, llega el momento de las respuestas.

Ante tales expectativas, llega la gran duda: ¿cumple como película o cae en el homenaje y se pierde en un totum revolutum de personajes y referencias? Y tras cerrarse la línea de créditos, la respuesta: Infinity War es una película redonda. Entrega una de las mejores historias de Marvel y logra filtrar lo mejor de su universo: acción, humor y ritmo frenético desde el primer minuto. No es tanto una adaptación de cómic en la pantalla sino que se tiene la sensación de ver un cómic cobrar vida en la pantalla.

Los Russo, cual equilibristas, logran bailar en la cuerda con la cantidad de cuentas pendientes que acarrea Infinity War. La solución para no caer en un all star de superhéroes haciendo cada uno su particular exhibición es el mayor acierto de la película: centrarse en el villano.

La construcción de Thanos dota al personaje interpretado por Josh Brolin –presente bajo el CGI- de una serie de capas que le hacen valedor del título de mejor villano del UCM. Es él y su historia la que hace de hilo conductor, logrando que se entiendan sus motivaciones y que incluso muestre un arco emocional variado. Así, no estamos ante el clásico destructor de mundos porque sí. Hay una razón detrás y los Russo se encargan de enseñarla.

Para ello han contado con algo más de dos horas y media de metraje en la que los héroes se van dividiendo en varios grupos, a cada cual más heterogéneo, y en situaciones y lugares a un lado y otro de la Tierra y el Universo. Un inmenso puzzle épico en el que se hace imposible enumerar la cantidad de grandes momentos que deja en la retina. Mérito a reconocer a los guionistas Christopher Markus y Stephen Mc Feely, que ya trabajaron en la trilogía completa del Capitán América y Thor: el mundo oscuro.

En al apartado musical, uno de los puntos débiles habituales en las películas de Marvel, Alan Silvestri se aprovecha de sus composiciones y las que han sobrevivido a la escabechina de compositores del UCM en sus intentos de dotar de melodías clásicas a los héroes para hacer otra banda sonora olvidable en general pero con ciertos puntos que ayudan a poner la piel de gallina en varios momentos.

Con todo, Vengadores: Infinity War cumple de manera sobresaliente su papel de película evento. Por el apartado cinematográfico, porque los Russo han vuelto a asombrar logrando hilar las numerosas tramas y personajes en un todo con cuerpo y forma de clásico; y como evento, porque se trata de la gran cumbre del gran proyecto de Marvel, una idea que empezó con poco hace diez años y que ha llegado a lo que es hoy por apelar al niño que todos llevamos dentro. No en vano, se trata de llevar a la pantalla los mismos sueños que se tenían leyendo las historias de los héroes en el cómic.

Como decía Julián Marías, al ver una película se necesita ir con inocencia y entusiasmo para poder gozar con ella. Y si es cuestión de gozar, Vengadores: Inifinity War cumple el objetivo.

Ficha técnica

Título original: Avengers: Infinity War
Año: 2018
País: Estados Unidos
Duración: 156 minutos
Director: Anthony y Joe Russo
Guión: Christopher Markus y Stephen Mc Feely
Música: Alan Silvestri
Reparto: Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Benedict Cumberbatch, Chris Evans, Mark Ruffalo, Scarlett Johansson, Chris Pratt, Tom Holland, Josh Brolin, Elizabeth Olsen, Jeremy Renner, Chadwick Boseman, Brie Larson, Pom Klementieff, Terry Notary, Dave Bautista, Karen Gillan, Tessa Thompson, Zoe Saldana, Gwyneth Paltrow, Tom Hiddleston, Cobie Smulders, Paul Bettany, Sebastian Stan, Peter Dinklage, Paul Rudd, Samuel L. Jackson, Benicio del Toro, Jon Favreau, Danai Gurira, Benedict Wong, Anthony Mackie, Don Cheadle, Idris Elba, Vin Diesel, Bradley Cooper, William Hurt
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.