www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GARCÍA-PAGE: "EN UN ACUERDO HAY QUE ESTAR A LAS DURAS Y A LAS MADURAS"

Iceta anuncia que votará 'no' aun a riesgo de la ruptura con el PSOE

EL IMPARCIAL/Efe
lunes 24 de octubre de 2016, 12:09h
Iceta anuncia que votará 'no' aun a riesgo de la ruptura con el PSOE
Miquel Iceta ha vuelto a reiterar la intención de los socialistas catalanes de votar 'no' a la investidura de Rajoy, a pesar la decisión del abstenerse que este domingo tomó el Comité Federal y asumiendo, ha dicho, que romper con la disciplina de partido podría conllevar un cambio de relación con el PSOE.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha confirmado este lunes que los diputados socialistas catalanes "desobedecerán" la consigna de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy y se ha mostrado dispuesto a asumir las consecuencias, incluso si eso acabase conllevando un cambio de relación con el PSOE.

En declaraciones a Rac1, Iceta ha señalado que "con toda probabilidad" el Consell Nacional del PSC, máximo órgano del partido entre congresos, decidirá este martes mantener el 'no' a Rajoy, en discordancia con el Comité Federal del PSOE, porque los socialistas catalanes "no pueden hacer otra cosa".

"Lo que está en duda es si el PSOE será capaz de encajar esto o no", ha afirmado Iceta, que ha tratado de desdramatizar el choque interno: "Si el PSOE dice que quiere revisar la relación que tiene con el socialismo catalán tiene derecho a hacerlo".Iceta ha contrastado la predisposición del PSC a asumir algún tipo de represalia con la actitud de los soberanistas que propugnan desacatar la ley para caminar hacia la independencia: "Nosotros desobedecemos y estamos dispuestos a aguantar las consecuencias. Hay algunos que quieren desobedecer y después no quieren encajar las consecuencias de desobedecer".

Según Iceta, hay cuatro alternativas: mantener el protocolo de unidad que vincula a PSC y PSOE desde 1978, copiar el modelo de los democristianos alemanes de la CDU y sus aliados socialcristianos de Baviera, la CSU, crear una federación catalana del PSOE que compita con el PSC en Cataluña o que esta federación catalana del PSOE acabe convergiendo con el propio PSC. La apuesta de Iceta es "seguir" con la relación actual, aunque ha reconocido que pensar que este acto de desobediencia no tendrá consecuencias "no es sensato, no es razonable".

Iceta, que se ha mostrado crítico con la abstención "gratis total" que ofrecerá el PSOE al PP, ha comentado que a Pedro Sánchez, tras haber prometido durante meses que en ningún caso facilitará la investidura de Rajoy, ahora "no se le puede pedir que se abstenga". A su juicio, Sánchez puede optar por votar 'no', no participar en la votación o entregar el acta de diputado, aunque esto último no es recomendable si su intención es presentar "batalla" para ser el próximo secretario general del PSOE dentro de unos meses.

Según Iceta, que ha sugerido que el congreso del PSOE puede tener lugar antes del próximo verano, el jefe de filas de los socialistas en el Congreso podría ser a partir de ahora Antonio Hernando, que tiene "mucho oficio y ha mantenido la "cohesión" del grupo, o Eduardo Madina.

En su opinión, "el PSOE es más federal de lo que se piensa" y "no se puede llevar la dirección del partido sólo desde la calle Ferraz" de manera que, aunque "el PSOE de Andalucía tiene un papel muy importante", también "debe ser capaz de integrar otras visiones". Para Iceta, los "poderes" del PSOE son ahora mismo nombres como Susana Díaz, Ximo Puig, Javier Lambán o Guillermo Fernández Vara.

Precisamente esos "poderes" mencionados por Iceta no han tardado en responder. El secretario general del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha dicho que el PSC "debe saber" que las decisiones que adopte sobre la votación en la investidura de Mariano Rajoy "tienen consecuencias", aunque ha suvizado el tono añadiendo que "nadie vea detrás de esto la idea de buscar ruptura ni nada por el estilo".

El dirigente socialista ha recordado que históricamente la relación entre el PSOE y el PSC "ha sido de manera absolutamente natural", pero ahora "ocurre un hecho notable y notorio" y es que el Comité Federal ha tomado una decisión. "Si esa decisión no es respetada por una parte de los que votaron, se produce una situación que hay que resolver, y no vale decir no pasa nada, es una situación normal, no es normal", ha dicho.

Por tanto, entiende que hay que buscar una solución, sentarse a hablar "y replantear algunas cuestiones que es necesario replantear". Ha reiterado que su postura en la investidura es la de abstención en bloque y considera que "no hay ninguna razón para que sea el grupo parlamentario el que lo haga", además de añadir que "no entendería que tomáramos una decisión u otra en función de que la decisión que tome el PSC no tenga consecuencias". "Si tú participas en el máximo órgano de decisión del partido y cuando te viene bien lo aceptas y cuando no te viene bien no lo aceptas, ahí hay una quiebra en la relación amen de una enorme asimetría", ha afirmado.

Por su parte, El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha advertido al Iceta de que "cuando se tiene un acuerdo es a las duras y a las maduras" y, aunque ha dicho que intentarán que no se rompa el acuerdo, ha aseverado: "Si alguien quiere el divorcio, con que lo pida una de las partes vale". García-Page ha afirmado que le "gustaría, simple y llanamente, que por simple concepto democrático se asuman y se acaten los resultados" del Comité Federal que pasan por abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy.

"El planteamiento previo de las últimas semanas, de haga lo que haga el Comité Federal nosotros vamos a hacer lo que queramos, me suena mal, sinceramente, no me suena fraternal, no me suena fundamentado", ha considerado García-Page sobre la postura de los socialistas catalanes. No obstante, ha afirmado que van "a intentar por todos los medios" que no se rompa el acuerdo con el PSC, si bien ha afirmado: "Si alguien quiere el divorcio, como saben ustedes ahora en España, con que lo pida una de las partes vale". Además, ha explicado que la decisión aprobada este domingo se basa en que los diputados socialistas "en bloque" voten no a Rajoy en un primera votación y, después, también "en bloque" se abstengan para facilitar su investidura y evitar unas terceras elecciones.

Ibarra, sin tapujos: "Nos hacen perder votos en España"

Con este telón de fondo, el expresidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha dicho este lunes que comprendería que el PSOE "rompiera definitivamente" con el PSC, porque "no sólo bajan de votos en Cataluña, es que también nos hacen perderlos en España".

Tras apuntar que "podría comprender lo del PSC si obtuviese resultados brillantes", ha recordado que el grupo socialista solo tiene siete diputados catalanes. "Si yo fuera Iceta, procuraría pronunciar lo menos posible la palabra siete. ¿Sólo puede ofrecer siete diputados catalanes?", ha incidido.

Convencido de que "con los resultados de Miquel Iceta, cualquier día desaparece el PSC", el expresidente ha sostenido que "es tan fácil sustituir al PSC como crear una federación catalana del PSOE".

Armengol deja el 'no' en el aire

Por su parte, el PSOE balea pide a la gestora que dirige el partido que, "para no ahondar en la brecha" abierta entre los detractores y los partidarios de la abstención, permita a los diputados de las islas votar no a la investidura de Mariano Rajoy. "No hemos decidido romper la disciplina de voto porque tenemos la esperanza de que la dirección del partido vea la necesidad de cerrar filas, de coser (...)" y permitir que "las diferentes sensibilidades" se manifiesten en la votación de investidura, ha dicho el portavoz socialista en Baleares, Francesc Miralles.

La ejecutiva del PSIB, reunida este lunes de urgencia, tras la decisión del Comité Federal, ha solicitado una reunión entre la líder regional, Francina Armengol, y el presidente de la gestora, Javier Fernández, para pedirle que "no entregue al PP todos los votos socialistas".

La ejecutiva regional ha considerado que la decisión del Comité Federal es "un grave error histórico de consecuencias muy difíciles" para el partido, que "traiciona la palabra dada" por el PSOE en las campañas electorales de diciembre y junio. "No nacimos para permitir un Gobierno del PP, sino para se su alternativa", ha recalcado Miralles.

La ejecutiva del PSIB, ha relatado Miralles, también ha reprochado a la dirección estatal que haya adoptado una decisión de este calado sin consultar a la militancia, "que en su mayoría estaba en contra de la abstención". "Seguiremos siendo coherentes", ha dicho Miralles ante la reiteración de preguntas sobre qué harán los dos diputados de las islas en caso de que se les imponga la disciplina de voto.

A su juicio, la disyuntiva que tendrán si no se les da libertad será "hacer caso a las bases" o a la dirección del partido, y en ese caso el PSIB será fiel a lo que viene defendiendo y pedirá a sus diputados que se mantengan en el "no", ha sugerido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios