www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reconoce ante el juez que el Rey le pidió en 2006 que dejara sus negocios

Urdangarin dice que nunca participó en la gestión ni en la contabilidad de Nóos

sábado 25 de febrero de 2012, 12:13h
El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha reconocido hoy al juez que el rey Juan Carlos le pidió en 2006 que dejara sus actividades profesionales relacionadas con el sector público, han informado a Efe fuentes jurídicas.
Durante las primeras horas de la declaración de Iñaki Urdangarin como imputado ante el juez del caso Palma Arena, Urdangarin ha respondido a preguntas del magistrado relacionadas con las diversas sociedades con las que estuvo relacionado y que sirvieron supuestamente para desviar dinero público a través del Instituto Nóos, que presidió de 2004 a 2006. Así, ha afirmado que Don Juan Carlos le pidió en 2006 que dejara sus actividades profesionales relacionadas con el sector público.

La declaración de Urdangarin confirma la versión que dio el pasado diciembre la Casa Real, cuando dijo que aconsejó al marido de la infanta Cristina que abandonara el Instituto Nóos porque esta entidad desarrollaba acciones lucrativas. Al año siguiente, indicó entonces la Casa Real, el asesor legal externo de la Casa del Rey recomendó al duque de Palma que optara por buscar una actividad profesional por cuenta ajena, a ser posible fuera de España.

El juez ha preguntado al duque exclusivamente sobre las sociedades en las que figuraba él, así como su mujer, la Infanta Cristina, su exsocio Diego Torres y familiares de éste. Le ha interrogado acerca de cómo se formaron y qué papel tuvo en ellas y Urdangarin ha ido respondiendo a todas las preguntas, han indicado las fuentes. Las empresas investigadas son la inmobiliaria Aizoon (propiedad de Urdangarin y su esposa), así como Nóos Consultoría, el bufete Tejeiro, Virtual Estrategies, Intuit, Shiriaimasu y De Goes Center for Stakeholder Management, estas últimas vinculadas a Torres y familiares suyos y que, en muchos casos, comparten sede social.

Dice que no participó en la gestión y contabilidad de las sociedades
Iñaki Urdangarin se ha desentendido en su declaración ante el juez de la gestión administrativa del Instituto Nóos y de las demás sociedades en las que fue socio de Diego Torres y ha dicho no tener conocimiento ante varias facturas y documentos que se le han presentado durante el interrogatorio. La declaración ante el juez por parte del duque de Palma ha sido interrumpida en torno a las 17.35 horas y continúa después de un breve receso de unos 20 minutos, centrada principalmente en varios eventos encargados por la Generalitat Valenciana al Instituto Nóos, según han informado fuentes jurídicas. Por el momento no se han comentado otros eventos como los foros Illes Balears, organizados para el Govern balear.

El duque de Palma ha pedido al juez Castro que pregunte a quien corresponda acerca de dicha documentación que le ha ido presentando, relativa principalmente a la Valencia Summit y los Juegos Europeos, por desconocer a qué es relativa.

La declaración de Urdangarin puede prolongarse todavía varias horas ya que por el momento solo ha respondido a preguntas del juez José Castro, por lo que todavía pueden interrogarle los fiscales y los abogados presentes en su comparecencia en el juzgado.

La Fiscalía Anticorrupción sospecha que Urdangarin y Torres montaron un entramado societario para desviar fondos públicos del Instituto Nóos, una entidad que recibió 5,8 millones de euros entre 2004 y 2007 de varias administraciones públicas, sobre todo del Govern balear y la Generalitat valenciana. A partir de ahora, han explicado, se le interrogará acerca de los eventos que realizó el Instituto Nóos para las diferentes administraciones públicas.

Se desvincula de un contrato entre el Govern balear y Nóos
El duque se ha desvinculado de la gestión administrativa de un contrato entre el Govern balear y Nóos Consultoría para llevar la comunicación del equipo ciclista Illes Balears, un proyecto del que se habló en un partido de pádel en el Palacio de Marivent. Según han explicado a Efe fuentes jurídicas, en este partido participaron el duque, el expresidente balear Jaume Matas y el ex director general José Luis "Pepote" Ballester.

Este contrato, que se hizo sin concurso público en el año 2003, ha sido uno de los aspectos por el que ha preguntado el juez José Castro a Urdangarin durante su interrogatorio como imputado en el caso Palma Arena de supuesta corrupción. A Urdangarin este proyecto le pareció una buena idea, según ha dicho, si bien el duque se ha desvinculado del desarrollo y administración del mismo, algo de lo que se habría encargado su exsocio Diego Torres, también imputado en esta causa.

Durante el interrogatorio, el juez le ha preguntado por varias empresas vinculadas a Urdangarin, entre ellas una en la que sus hijos figuraban como socios. El juez Castro le ha inquirido acerca de las edades que tenían cuando fueron copropietarios de la sociedad y los motivos por los que lo eran, a lo que ha contestado que le hacía ilusión tener una empresa familiar.

Otra de las cuestiones que el juez ha sacado a colación ha sido un folleto del Instituto Nóos donde se publicaba la presencia en el patronato de Urdangarin, la Infanta Cristina y el secretario de las Infantas Elena y Cristina, Carlos García Revenga. Ha explicado que se hizo para dar "más transparencia" a Nóos y mostrar quiénes formaban parte del instituto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios