www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Esperanza Aguirre, goyesca del año

"Las Majas de Goya" premian a Ponce, Talavante, Fandiño y mexicano Flores

miércoles 07 de marzo de 2012, 15:29h
El diestro español Enrique Ponce y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, han recibo los títulos de "goyescos del año" de la Peña Taurina Femenina "Las Majas de Goya" por la importante aportación de ambos al espectáculo taurino.

En una multitudinaria gala, a la que han asistido fundamentalmente representantes del mundo del toreo, así como de la política, las artes, el deporte y los negocios, "Las Majas de Goya" han celebrado el X aniversario de su fundación con la entrega también de trofeos a los triunfadores de las ferias madrileñas en la pasada temporada.

El matador de toros extremeño Alejandro Talavante fue premiado con el trofeo a la mejor faena de San Isidro; el joven mexicano Sergio Flores se llevó el galardón al mejor novillero también de la feria isidril, y el vizcaíno Iván Fandiño recogió idéntica recompensa correspondiente al ciclo de Otoño.

En el apartado ganadero fue distinguida la divisa de Juan Pedro Domecq como "la más encastada" de las lidiadas en San Isidro.

PIE DE FOTO

La presidenta de "Las Majas", María Ángeles Sanz, tuvo palabras de agradecimiento hacia los profesionales cuya actuación se desarrolla no sólo en el ruedo sino fuera también, en la calle y los despachos, y a propósito destacó la labor de algunos políticos como Esperanza Aguirre, que en todas las oportunidades actúa de baluarte en defensa y promoción del espectáculo.

La velada fue conducida por la doctora María Ángeles Grajal, vocal de la directiva, que elogió a los galardonados y profesionales en general de "la Fiesta", al tiempo que explicaba los ideales de la Peña: "fomentar y difundir lo taurino desde todos los ámbitos, sobre todo el cultural, y frente a los ataques de los antitaurinos, reivindicar la libertad de expresión a través de la propia libertad de los aficionados".

"Queremos que los toros formen parte de la cultura taurina, de la tradición y de la historia de España. Y esto hay quien lo interpreta mal, tildándonos de españolismo, incluso de españolear. Pues si todo eso es por amar la Fiesta de los Toros, yo les digo que estamos empeñados en algo que nos gusta y es muy digno", proclamó la doctora Grajal.

Entre las intervenciones a lo largo del acto, la del veterano maestro Jaime Ostos, que al entregar el trofeo a Sergio Flores recordó que "España y México son la columna vertebral del toreo, y eso hace que sea un honor distinguir a un torero mexicano con tan buena proyección".

El ganadero Juan Pedro Domecq Morenés, tras recoger su galardón de manos de la también ganadera Julia Escolar, cantó la presencia de la mujer en "la Fiesta", por la sensibilidad y la belleza que aporta, "porque ella inspira el arte del toreo, y eso es algo que yo siento en mi ganadería, que sigue siendo el sueño de mi madre, como también lo fue de mi padre antes de morir. Y en la tarea para salir adelante cuento con el gran apoyo de mi mujer".

De los toreros "del gusto de Madrid", el ejemplo de Fandiño, "como se puso de manifiesto el pasado año", señaló el exalcalde José María Álvarez del Manzano. A su vez, Fandiño dedicó su premio con un recuerdo especial "a mi maestro Juan José Padilla", un nombre que mereció asimismo la cita de Esperanza Aguirre "porque Padilla ha demostrado que un torero no se rinde nunca".

Aguirre, "la político que ha puesto cara a la causa taurina", en palabras de la doctora Grajal al resaltar la declaración de los toros como BIC (Bien de Interés Cultural) en la Comunidad de Madrid, explicó su compromiso con "la Fiesta" "como una forma de proteger la defensa de la libertad". "Que no me impongan ni me prohíban mis aficiones", recalcó la presidenta.

Por último, el valenciano Enrique Ponce, al recibir su premio de manos de Aguirre, abundó en la reflexión que había hecho antes el ganadero Domecq, indicando que "la mujer es fuente de inspiración para los artistas, y los toreros somos artistas. Es bonito que en tiempos tan controvertidos haya una peña femenina que defienda el toreo y presuma de afición".

Ponce justificó la ausencia de su mujer en el acto "porque ha tenido que quedarse en casa cuando ya estaba arreglada para venir, al sentirse con fiebre nuestra hija mayor. Paloma y todas las mujeres de los toreros pasan el miedo en la oscuridad, mientras en la plaza se fraguan los triunfos entre colores y bordados brillantes. Por eso también quiero dedicarle a ella este trofeo".

Al recordar que "son veintitrés años consecutivos en la profesión, y ya va siendo hora de estar más tiempo con ellas, mis tres mujeres, la madre y nuestras dos hijas", se pudo interpretar como un guiño de Ponce a una posible retirada, descartada no obstante con otra frase al hilo de la anterior, al precisar que "espero dar todavía mucha guerra".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.