www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica económica

Portugal, de la desesperación a la esperanza

lunes 09 de abril de 2012, 19:46h
Portugal recibió una ayuda por parte de estas dos instituciones de 78.000 millones de euros, en un programa a 3 años. Portugal ha logrado reducir su déficit del 9,8 por ciento en 2010 al 4,2 por ciento en 2011, muy por debajo del 5,9 a que se había comprometido. Su déficit por cuenta corriente, que refleja su posición financiera con respecto al exterior, también ha mejorado mucho. Tiene un déficit de sólo el 3,5 por ciento del PIB. Es el déficit exterior más bajo desde 1996.

A finales de enero, la rentabilidad de los bonos portugueses era del 17,4 por ciento, y ha caído hasta el 11,8. Sigue sin ser un nivel sostenible, pero indica que los inversores empiezan a ver a Portugal con otros ojos. El nuevo jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional en nuestro país vecino, Abebe Aemro Selassie, ha declarado recientemente que “ganarse la credibilidad desde abajo lleva tiempo. Y, lo que quizás no sea sorprendente, los mercados todavía no están del todo convencidos de que los grandes retos del país vayan a cumplirse”. Pero “parece haber suficiente tiempo como para que se acumule suficientes evidencias de que el país va por el buen camino, con lo que podrá recuperar la requerida confianza”.

De hecho, a su juicio, “el programa” de rescate “está cumpliéndose”. Y considera que “las reformas que se han iniciado son una respuesta ambiciosa, aunque inevitable, ante los serios problemas de ajuste económico a que se enfrenta Portugal”. Peter Weiss, por parte de la troika, declaró a comienzos de la semana, cuando presentó las conclusiones del informe de la CE sobre Portugal, que el país cumplía con los requisitos del plan de rescate. Ninguna de las dos instituciones cree que nuestro vecino necesite un segundo rescate. Weiss considera que el cumplimiento debe ser necesario para que Portugal recupere la confianza del mercado a mediados de 2013, cuando acaba este plan de rescate.

Ahora bien, aunque la actuación de su gobierno da motivos de esperanza, hay elementos de su desempeño económico que siguen resultando preocupantes. El nivel de deuda el año pasado superó el 107 por ciento. Se calcula que rozará el 113 por ciento este año, y el 115 en 2013, antes de volver a decrecer a partir de entonces.

Aunque desde luego el gobierno de Passos Coelho sigue el camino adecuado (no sólo con recortes, sino también con reformas importantes, como la del mercado de trabajo), Portugal sigue siendo una economía poco productiva. El crecimiento es motivo de preocupación. El año pasado decreció un 1,5 por ciento. Este año decrecerá el 3,3 por ciento según el FMI, y el 3,4 por ciento según el Banco de Portugal.

El hecho de que Portugal, país al que se le asigna una probabilidad de quiebra (restructuración) de más del 60 por ciento, esté tomando las riendas de la situación, nos debe servir a nosotros para que seamos más optimistas respecto a nuestras posibilidades de salvación. El Gobierno está empezando a tomar medidas de recorte nada menos que en educación y sanidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.