www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Como también de los países de la UE

Rousseff no se corta con Obama y critica las políticas económicas de EEUU

martes 10 de abril de 2012, 09:57h
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff fue recibida este lunes por su homólogo estadounidense Barack Obama, con quien se reunió para fortalecer lazos bilaterales y de cooperación en materia de educación y economía. Pese a la buena sintonía entre sendos mandatarios, la jefa de estado suramericana no se cortó a la hora de criticar las políticas económicas de los países desarrollados a las que atribuye el estancamiento de la economía.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha trasladado a su homólogo estadounidense, Barack Obama, su crítica a la política de expansión monetaria que están llevando a cabo los países desarrollados para salir de la crisis, al considerar que obstaculiza el crecimiento de los países emergentes, durante el encuentro que ambos han mantenido este lunes en la Casa Blanca.

En una comparecencia conjunta, Rousseff ha expresado a Obama su preocupación por la decisión de los países desarrollados de implementar políticas de expansión monetaria sin equilibrarlas con políticas fiscales destinadas a fomentar la inversión, al considerar que "llevan a la depreciación de las monedas de los países desarrollados, comprometiendo a los países emergentes".

Además, la mandataria ha apuntado que, a pesar de que el grupo de los BRICS --Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-- está tirando en estos momentos de la economía mundial, la clave para el crecimiento a medio plazo es la recuperación de Estados Unidos.

"Los países del BRICS representan hoy una parte muy significativa del crecimiento económico, pero es importante darse cuenta de que la recuperación del mismo, en un horizonte a medio plazo, pasa también por la recuperación de la economía estadounidense", ha subrayado.

Así, ha considerado que el papel de Estados Unidos en el contexto del mundo multilateral que se está formando "es muy importante". En concreto, ha destacado "la gran flexibilidad de su economía, su liderazgo en ciencia y tecnología y las fuerzas democráticas sobre las que se funda la nación estadounidense".



En el ámbito bilateral, Rousseff ha destacado el fortalecimiento de las relaciones comerciales en materia energética y tecnológica, al tiempo que ha confiando en que la cooperación se extienda a la exploración de gas y petróleo. "Brasil, como Estados Unidos, tiene áreas estratégicas en las que mejorar", ha apuntado.

Rousseff ha aprovechado la ocasión para agradecer a Obama la reducción de las barreras estadounidenses al etanol brasileño. "Nosotros también somos socios en materia de biocombustibles", ha recordado, en declaraciones recogidas por la Agencia Brasil.

En la misma línea, ha agradecido a su homólogo su cooperación a través del programa Ciencia sin Fronteras, que permite a los alumnos brasileños estudiar en Estados Unidos. "Quería agradecer en público este apoyo", ha subrayado.

BUENAS RELACIONES

Por su parte, Obama ha destacado el "extraordinario progreso" que ha experimentado Brasil bajo el liderazgo de Rousseff y de su antecesor en el cargo, Luiz Inácio Lula da Silva, "sacando a millones de personas de la pobreza y convirtiéndose en una voz importante en la región y en el mundo", según informa la Casa Blanca.

Además, el presidente ha destacado que las relaciones bilaterales "nunca ha sido tan fuertes". "Me siento afortunado por tener un socio tan capaz como la presidenta Rousseff para que, no solo Brasil y Estados Unidos, sino todo el mundo se pueda beneficiar de nuestra profunda cooperación".

En concreto, ha apuntado al incremento de los intercambios comerciales y de la inversión, que ha permitido crear oportunidades de negocio y empleos en los dos países; la cooperación en materia de defensa; los contactos entre brasileños y estadounidenses, en parte, gracias al programa Ciencia sin Fronteras; y la reducción de los tiempos de espera para conceder visados a los brasileños que quieren viajar a Estados Unidos.

No obstante, ha considerado que todavía hay margen de mejora en las relaciones bilaterales. Así, ha señalado la cooperación en materia de hidrocarburos. "Brasil es líder en biocombustibles y se está convirtiendo en un importante actor en petróleo y gas, mientras que Estados Unidos no es solo un gran consumidor, por lo que creemos que podemos cooperar en más proyectos de energía", ha indicado.