www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Polémica con el nuevo color

La tierra azul, protagonista del Madrid Open

domingo 06 de mayo de 2012, 13:55h
El Madrid Open de tenis celebra su undécima edición presentado una novedad histórica. El torneo madrileño será el primero en usar como superficie de juego tierra batida de color azul. Para los organizadores, mejora el espectáculo. Los jugadores, por su parte, se muestran reacios a los cambios en el juego al que están habituados sobre la tierra.
La tierra batida, también conocida como polvo de arcilla, es la superficie sobre la que se juega durante los meses de abril y mayo dentro del circuito del tenis profesional. Rojo es el color de las pistas de Roland Garros, Montecarlo o Roma. Pero Madrid, que celebra la undécima edición de su Master 1000 este año, ha querido cambiarlo. La tierra de las pistas de la Caja Mágica será azul.

En la edición de 2011, una de las pistas de entrenamiento se tiñó de azul para que jugadores y organización testaran el cambio. Al final, el torneo consiguió el visto bueno de la ATP y la WTA para este año, muy a pesar de la opinión de algunos jugadores, como Nadal, que no ven con buenos ojos el cambio de color.

Diferencias entra la arcilla roja y azul
Hay que aclarar que el cambio no consiste sólo en añadir un tinte azul al tradicional polvo de arcilla. El proceso de fabricación difiere en algunos puntos clave entre un tipo y otro. La tradicional tierra batida roja proviene de la trituración, molido y tamizado de una base de arcilla cocida entre 950 y 1020 grados, obteniendo granos de 1 a 1,5mm.

Para que el azul entre en escena, no basta con teñir, ya que la base del compuesto del ladrillo impide que aparezca el color deseado. Por ello, hay que retirar el óxido férrico de la arcilla para que quede blanca. En ese momento se añade el tinte, dejando secar el ladrillo 24 horas para que luego se proceda a la cocción, a una temperatura algo inferior (900-950 grados). Luego se sigue con el mismo modus operandi de trituración, molido y tamizado para obtener el mismo grano, sólo que en esta ocasión es la deseada tierra azul.

¿Capricho o necesidad?
Desde la organización justifican el nuevo color argumentando que beneficia al espectador, no tanto al presencial como al que lo ve por televisión, ya que el contraste entre el azul de la pista y el amarillo de la pelota es mayor.
Ion Tiriac, dueño del Madrid Open y máximo impulsor de la implantación de la tierra azul. Imagen: Madrid Open.
Ion Tiriac, dueño del torneo madrileño e impulsor de la idea, se defiende de las críticas diciendo que siempre se han mirado mal los cambios que al final han acabado revolucionando el tenis. “La gente tiene poca memoria y ya no recuerda la polémica que hubo en su momento cuando los tenistas dejaron de vestir de blanco, o cuando la pelota amarilla sustituyó a la blanca, o cuando se empezó a jugar con raqueta metálica... Polémicas que con el paso del tiempo, ya nadie entiende”, señala Tiriac.

Para el máximo responsable del torneo, el cambio es fundamental porque espera que “con el azul, ganen los jugadores al poder ver mejor la pelota, ganen los 14.000 espectadores de la tribuna y ganen, sobre todo, los millones de personas que lo estarán viendo por televisión”. Según el ex tenista, “hay deportes que no han podido progresar porque no han dado con la fórmula que les permitiera ser seguidos con facilidad por televisión”.

En contraposición a las alabanzas de Tiriac, Rafa Nadal se ha erigido como máximo opositor a la tierra azul, demostrando en varias ocasiones su enfado respecto a la aprobación de la medida. “La tierra azul es un error, pero entiendo a la organización y la valoro positivamente en su intento de innovar. Mi rechazo es hacia la ATP, que es la que permite que se hagan estas cosas", comentó el balear.

El número dos del mundo apela también a la tradición: "Lo primero es que la tierra batida siempre ha sido roja, es una cuestión de historia. Y en las pistas de cemento cada vez hay menos cambios y se están unificando al azul y al verde. La tierra es un material que parece claro que si la tiñes algo cambia, mientras que el cemento lo pintes de un color u otro, el resultado es el mismo".

Sobre si el juego cambia con un tipo de tierra u otra, varios son los jugadores que afirman sentir sensaciones diferentes sobre la superficie azul. El mallorquín afirma que “la pista resbala más de lo habitual, no sé si tiene poca tierra, está dura o por el pintado. Y después, por momentos, parece blanda y tiene botes irregulares, sobre todo en el saque y en el primer golpeo. Es una pista que favorece mucho el servicio y el primer golpe, porque la bola bota rápida y hacia delante”.

La actual número seis del tenis femenino, Caroline Wozniacki, comentó que “es más rígida de lo normal. Será interesante ver cómo reaccionan lo jugadores y el público a lo largo del torneo”.

A partir de ahora, los diez días del mejor tenis que se vivirán en la Caja Mágica por parte de jugadores y público serán los que dicten sentencia sobre la nueva y polémica superficie.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.