www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GUINDOS ANTE EUROPA

lunes 14 de mayo de 2012, 12:42h
El empellón inicial que ha sufrido la Bolsa y la prima de riesgo ha puesto los pelos de punta a un Mariano Rajoy, atribulado ante la reacción de Europa que escucha ya al ministro Guindos con más escepticismo del que sería aconsejable.
No llegará la sangre al río. España está haciendo seriamente sus deberes y, salvo que fuerzas subterráneas que desconocemos hayan tomado la decisión de la intervención y el rescate, España saldrá del acoso actual. A trompicones, pero saldrá. Europa no puede sumar a la situación límite de Grecia, una explosión española a la que acompañaría en poco tiempo la italiana.
Se impondrá al fin la moderación. Guindos es hombre muy hábil, especialmente dotado para el razonamiento. España no tiene al frente de su Gobierno a un tecnócrata impuesto por Merkel y Bruselas sino a un líder democrático que acaba de ganar por mayoría absoluta las elecciones generales. En medio del zarandeo al que estamos sometidos, las explicaciones de Guindos parecen lo suficientemente convincentes para que se serenen los ánimos, se recupere en poco tiempo la Bolsa y se modere la prima de riesgo. No así la indignación de los banqueros más responsables contra el ministro de Economía, por la crecida a todas luces excesivas de las provisiones.
En todo caso, el volcán está ahí y en erupción. Si no queremos que la lava lo calcine todo, Mariano Rajoy deberá moverse con extraordinaria cautela, desprendiéndose de los turiferarios de turno y de los cantamañanas que le acosan. Es tiempo de política de altura y de pactos de Estado. No entender esto es desconocer lo que se está cociendo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.