www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONTRA LA DICTADURA DE LAS TRES AGENCIAS

jueves 17 de mayo de 2012, 12:25h
Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch son las tres grandes agencias de rating que están al servicio de los intereses norteamericanos y que ejercen su dictadura sobre las naciones europeas y sobre los bancos más poderosos.
Berlusconi fue el primero en denunciar la manipulación sutil de las tres agencias. Sarkozy se plantó. Zapatero calló como un mudo y Rajoy va por el mismo camino. Menos mal que los principales bancos europeos han iniciado contactos para terminar con el monopolio y la manipulación de las tres agencias norteamericanas.
Se han arbitrado dos fórmulas. La primera consiste en la creación de una agencia de rating europea que actúe con independencia y objetividad y deje en evidencia las manipulaciones de Standard & Poor’s, de Mooody’s y de Fitch, empeñadas hoy de forma enmascarada en fragilizar la zona euro, cosa que por cierto están consiguiendo. La segunda fórmula supondría plantar cara a las tres agencias manipuladoras y exigir de ellas objetividad, imponiendo a sus dirigentes y expertos una nueva forma de trabajo que impida el servicio sutil que prestan a los intereses económicos de Estados Unidos.
Ya iba siendo hora de salir al paso a tanta tropelía como han protagonizado las tres grandes agencias de rating. Han golpeado a varias naciones europeas y de forma especial a Italia y a España. A falta de reacción de los Gobiernos occidentales, bien está que la iniciativa privada tome las riendas y despeje los caminos para que la economía europea se libere de la dictadura de Standard & Poor’s y sus dos compañeras de viaje.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.