www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

han saltado las alarmas en 10 estaciones

Metro de Madrid denuncia que el último sabotaje ha afectado a 90.000 viajeros

martes 29 de mayo de 2012, 11:46h
Metro de Madrid presentará una denuncia por el nuevo sabotaje producido este martes en diez estaciones de Metro, una acción que, según sus cálculos, ha afectado a 90.000 viajeros.
La empresa Metro de Madrid presentará una denuncia ante la Policía por el nuevo sabotaje producido este martes en hora punta en diez estaciones de Metro, una acción que, según sus cálculos, ha afectado a 90.000 viajeros, han informado a Europa Press fuentes de la compañía.

Un grupo de personas, a las 8.30 horas, han accionado los frenos de emergencia de los trenes en diez estaciones de la red, afectando a los coches en ambas direcciones. Según Metro, se han producido retrasos de 10-11 minutos en cada línea y se han visto afectados 90.000 viajeros entre los usuarios que estaban en los trenes afectados, los que iban en los posteriores y los que aguardaban en los andenes.

Desde el suburbano condenan estos hechos que han sido reivindicados por el movimiento 'Paremos el Metro', que ya ha actuado en dos ocasiones y que realizan este tipo de boicot para denunciar el 'tarifazo' del transporte público.

En un comunicado remitido desde un correo denominado 'Stop Tarifazo' aseguran que "o se para el tarifazo" o ellos paran el Metro". Así, afirman que han llevado a cabo esta acción porque les resulta "ya prácticamente imposible hacer frente a las nuevas tarifas del transporte público".

Dicen que están "hartas" de comprobar "cómo el Gobierno ignora o reprime cualquier atisbo de protesta contra el mayor retroceso de derechos" que se puede recordar" y que quieren demostrar que los ciudadanos de Madrid no aceptan este tarifazo. "Estamos decididos a actuar para pararlo, y que podemos hacerlo, porque podemos parar el metro", apuntan.

En su escrito, señalan que doblar el precio del transporte público, "dejando a miles de personas sin la posibilidad de acceder a este derecho, y obligando al resto a dedicar prácticamente el 10 por cientp de su salario miserable a poder llegar cada mañana al trabajo, sí es una acción violenta".

"El gobierno pretende que aceptemos esta subida intolerable de tarifas agachando la cabeza y sin tan siquiera expresar nuestro rechazo, y no duda en lanzar campañas dirigidas a amedrentar y atemorizar a los ciudadanos para que no emprendamos acciones de este tipo", añaden.

En esta línea, han criticado que desde el Ejecutivo se esté anunciando "castigos ejemplares para aquellas personas que sí están dispuestas a actuar para defender el derecho de todos los madrileños a acceder al transporte público", e incluso deteniendo a varias personas "en sus casas y centros de trabajo".

"Ante esta actitud prepotente y represora del Gobierno, propia de formas de estado que poco tienen que ver con la democracia, quienes vivimos en esta ciudad respondemos: no nos dejamos avasallar por sus chantajes, no tenemos miedo de sus amenazas, y cada vez nos queda menos que perder", apostillan.