www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY Y RUBALCABA, EN EL CAMINO DEL CONSENSO

jueves 31 de mayo de 2012, 12:22h
Un mes antes de las elecciones del 20-N, Gregorio Marañón publicó un artículo afirmando que, fuera cual fuese el resultado electoral, PP y PSOE deberían llegar al consenso, al pacto de Estado, dentro del mejor espíritu de la Transición, para hacer frente a la crisis económica que zarandeaba y zarandea a España.
Apoyé yo aquel artículo anticipador y clarividente. La mayoría absoluta permite gobernar a placer en circunstancias normales. En una crisis como la que padecemos, el consenso resulta imprescindible. Si Rajoy y Rubalcaba hubieran llegado a un pacto de Estado, si el PP hubiera prescindido de los consejos de Pedro Arriola que decidió posponerlo todo hasta las elecciones andaluzas, si los dos grandes partidos hubieran presentado el pasado mes de enero un programa económico común ante Europa, otro gallo muy distinto nos cantaría ahora.
No fue así. Rajoy hizo caso a su eminencia gris, Arriola, que es hombre muy seguro en sus errores, creyó en sus vaticinios de una victoria arrolladora en Andalucía, perdió un tiempo precioso y cinco meses después ha hincado el pico, iniciando el camino del consenso con Rubalcaba para defender una política común ante Europa.
Ha tenido que empinarse la prima de riesgo hasta los 540 puntos, situándose en zona de intervención y rescate; ha tenido también que desplomarse la Bolsa, mientras se encendían las alarmas europeas, para que Mariano Rajoy se haya zafado de los inciensos con que le aroman en el palacio de la Moncloa para conversar con Rubalcaba y anunciar el consenso entre los dos grandes partidos, imprescindible para sacar a España del atolladero en que está metida. Tal vez sea ya demasiado tarde. Aún así, a través del consenso, hay que esforzarse para evitar la intervención y el rescate.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.