www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Didier Queloz

Un astrofísico afirma que "puede que haya ya un planeta con vida y no lo sepamos"

jueves 31 de mayo de 2012, 16:53h
Los científicos han catalogado al menos 700 exoplanetas y el reto ahora es estudiar la composición química de sus atmósferas porque sólo así se sabrá qué pasa en cada uno, según el astrofísico Didier Queloz, quien apunta que incluso puede que exista ya "un planeta con vida y "no lo sepamos".
El astrofísico Didier Queloz afirma que es posible que, además de los 700 exoplanetas que han sido catalogados, exista "un planeta con vida y no lo sepamos". "Conocer la atmósfera de los exoplanetas -ubicados fuera del sistema solar- es una nueva ventana que se nos abre al Universo", del que ahora sólo se conoce alrededor del 10 por ciento, ha subrayado en una entrevista con EFE este investigador, premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Ciencias Básicas.

El primer exoplaneta -51 Pegasi b- fue encontrado en 1995 por Queloz y Michel Mayor, también premiado por el BBVA, y la mayoría de los más de 700 planetas catalogados hasta ahora son gigantes gaseosos, como Júpiter, con 300 veces más masa que la Tierra.

Sin embargo, gracias a la nueva generación de instrumentos se descubren cada vez más planetas de poca masa, hasta unas 15 veces la masa de la Tierra; aún grandes desconocidos, según Queloz. Los exoplanetas hallados son "muy diferentes" a los del sistema solar y entre ellos mismos, ha manifestado este científico.

"En un jardín particular hay dos o tres especies diferentes de flores, pero si vas a un bosque o a un jardín botánico encuentras miles", ha comparado este astrofísico, quien ha dicho que antes se pensaba que cuando un planeta se formaba se quedaba en su órbita, pero no es así, por eso los hay cercanos a su estrella y lejanos.

Sin embargo, en el sistema solar los planetas prácticamente no se han desplazado, ha aclarado Queloz, quien ha apuntado que quizás la explicación esté "conectada con la existencia de vida".

Por eso es importante el estudio de las atmósferas, ha insistido este científico, quien ha detallado que ahora están limitados a la detección de atmósferas grandes, no como la de la Tierra (muy fina). Para ello es necesaria nueva tecnología, que, ha asegurado, "llegará".

Se trata de conocer si los exoplanetas son gaseosos o rocosos como la Tierra, según Queloz, quien ha señalado que cuando se conozca la atmósfera se obtendrán datos por ejemplo de la temperatura o del agua, de elementos que se asocian a la vida.

No obstante, en cuanto a cuándo se podrá detectar vida, si es que la hay, ha aseverado: "imposible saberlo", aunque, ha añadido, "tampoco hace 500 años el mundo se imaginaba que se podía atravesar el Atlántico en avión". Este científico suizo, en una rueda de prensa hoy, ha recordado que el hallazgo del primer exoplaneta fue una sorpresa.

"Ahora estamos en plena revolución. Nos hemos dado cuenta de que la formación de un planeta puede ser mucho más complicada de lo que pensábamos. Entender lo que ocurre es un proceso muy largo y nosotros somos los primeros en iniciarlo", según Queloz, quien ha relatado que por cada dos estrellas se estima que hay un planeta.

Pocos astrónomos creían posible en 1995 que se pudiera detectar un objeto pequeño y oscuro situado muy cerca de otro, la estrella (brillante y enorme).

Queloz y Mayor lo lograron desarrollando una técnica que detecta en el movimiento de la estrella cambios debidos al tirón gravitatorio que ejerce el planeta, y que se percibe gracias a la velocidad radial, la velocidad con que la luz emitida por un objeto se acerca (corrimiento hacia el azul) o se aleja del observador (corrimiento hacia el rojo) por el llamado Efecto Doppler.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios