Ir a versión MÓVIL

www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica cultural

Exposición única de Rafael en el Museo del Prado

lunes 11 de junio de 2012, 18:36h
Doña Sofía inaugura en el Museo del Prado la exposición más esperada del verano, centrada en el trabajo del pintor italiano Rafael durante sus últimos siete años. Hasta el 16 de septiembre. Además, el escritor Recaredo Veredas publica los poemas en prosa Nadar en agua helada, (Bartleby Editores).
Una exposición irrepetible, así la definió Miguel Falomi, jefe del Departamento de Pintura Italiana del Prado y Coordinador de la muestra, ya que se exhiben 44 cuadros de 23 colecciones de 8 países diferentes, y 28 dibujos que pertenecen a 17 dueños de 10 países. También hay un tapiz y una pieza arqueológica, y las obras muchas provienen de los Museos del Vaticano, del British Museum, Louvre, Biblioteca Ambrosiana de Milán… El Prado en colaboración con el Louvre, han trabajado con la ayuda de dos comisarios, especialistas mundiales en la obra de Rafael: Paul Joannides de la Universidad de Cambridge y el experto Tom Henry.

Hay que decir que la mayoría de los cuadros expuestos desde hoy no se prestan. No viajan. No se pueden ver más que en su lugar de origen y, por eso, es una especie de milagro que estos estén durante los dos próximos meses reunidos en el Prado. De hecho el préstamo más esperado ha sido el del cuadro de Santa Cecilia de Bolonia, una obra recientemente restaurada que jamás había salido de su ciudad. La muestra trata de la producción del Maestro Italiano y sus más de 50 discípulos, entre 1513 y 1520, año en el que muere prematuramente el día que cumplía 37 años.

Además de exhibir sus obras, el Prado ha colocado unos carteles que explican si la obra es de la mano de la Rafael, del maestro con algún pupilo en concreto o de más ayudantes, siendo Gianfrancesco Penni y Giulio Romano, sus dos discípulos más dotados, como lo demuestra esta exposición que también ha colgado obras de ellos realizadas durante los cuatro años siguientes a la muerte de Rafael. En octubre, la exposición se podrá ver en el Museo del Louvre.

Y, para terminar la crónica recomendando un libro, me gustaría que sea Nadar en agua helada (Bartleby editores) de Recaredo Veredas (Madrid, 1970), escritor, abogado, y colaborador en varios medios de comunicación como ABC, Qué Leer o Culturamas, y que ya ha publicado anteriormente Pendiente (2004), una recopilación de relatos y el manual Cómo escribir un relato y publicarlo.

Nadar en agua helada es un conjunto de recuerdos, textos líricos en prosa, en los que Veredas ha abierto su corazón. Entrañables ya que hablan de la vida en su estado más puro, y en los que el escritor se acerca a su infancia, al amor, a su padre:

“NO moriré aunque lo ruegues en cada sueño. No caeré bajo las cuerdas del patio ni salvaré el desplome de las fábricas. Seguiré escuchando, con el mismo cuidado y la misma fatiga. No moriré, aunque la fatiga demande silencio. Tras mis ojos yacen árboles talados, camas de ceniza. Polvo sobre polvo, sobre huesos y dientes”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.