www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

defiende que importa más atender a la SUBASTA DE BONOS que a LA PRIMA DE RIESGO

El Gobierno admite un “momento difícil” para España y lo achaca a errores pasados

viernes 15 de junio de 2012, 14:18h
La vicepresidenta del Gobierno no entiende por qué no se tomaron medidas desde 2008 al ritmo que marcaban potencias como Gran Bretaña o Alemania en materia de recapitalización bancaria o austeridad. Soraya Sáenz de Santamaría mira al retrovisor para hallar responsables del “momento difícil” que afronta España.La portavoz ha querido quitar hierro a la elevada prima de riesgo: “No encarece la deuda para el Estado, lo que hace es determinar cómo está la compra y venta de la deuda española entre inversores privados”.
Soraya Sáenz de Santamaría ha confirmado el cierre de la cúpula del Banco de España con el nombramiento de Fernando Restoy como subgobernador. La vicepresidenta habla de Luis María Linde –gobernador- y de Restoy como de personas de “enorme experiencia” e “independencia probada” y se felicita por la vuelta al consenso entre los dos grandes partidos.

La vicepresidenta, en la línea del presidente del Gobierno el pasado miércoles en el Congreso, ha llamado a una unión bancaria a escala europea para una “mayor y mejor supervisión”, a una mayor unión fiscal y financiera y a “reformas que avancen hacia un mercado único”. Para una mayor competitividad, la medida más reseñable del Consejo de Ministros ha sido la modificación de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Como añadido al plan de pago a proveedores, ya previsto, el Gobierno ha autorizado el endeudamiento de las comunidades autónomas que se acojan al plan de pago a proveedores, con un fondo cercano a los 18.000 millones de euros. Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Andalucía y Cataluña son las regiones con más facturas pendientes. Galicia -con las cuentas al día- y Asturias -pendiente de la valoración del Consejo de Política Fiscal y Financiera- quedan fuera.

Las preguntas han pivotado en torno a las distintas turbulencias económicas que vive España. Sin abandonar el guión, Sáenz de Santamaría ha incidido en los tres puntos iniciales (unión bancaria, fiscal y financiera y de mercado) como actuaciones a medio y largo plazo más allá de las que pueda llevar a cabo el Banco Central Europeo, a corto, para frenar la escalada de la prima de riesgo.

Dados los precedentes, la vicepresidenta se ha visto en la tesitura de tener que negar grandes noticias este fin de semana más allá de la videoconferencia de preparación de una posición común de cara al G20. El pasado, tuvo lugar el rescate a la banca después de tildar las informaciones de Reuters, confirmadas ciertas, como “especulaciones”. No ha escondido, no obstante, que estamos en un “momento de dificultad” que el propio ministro De Guindos ha admitido recientemente que no es sostenible mucho tiempo más.

Se pregunta Sáenz de Santamaría, sin salir de las consignas del Ejecutivo, por qué no se maniobró antes una recapitalización de los bancos como sí hicieron Reino Unido o Alemania. “Podríamos haber iniciado desde antes la reordenación de nuestro sector”, ha valorado.

Como novedad, ha quitado hierro al impacto de la prima de riesgo: “No encarece la deuda para el Estado, lo que hace es determinar cómo está la compra y venta de la deuda española entre inversores privados”. Según la vicepresidenta, hay que atender a la subasta de bonos y no a los puntos básicos. “Hay que poner las cosas en sus justos términos”, ha concluido.

En otro orden de cosas, sobre Carlos Dívar, respeto a la separación de poderes y a las resoluciones judiciales. “No voy a entrar en valoraciones”, ha zanjado la portavoz.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios