Ir a versión MÓVIL

www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Mujeres que se niegan a ser el "florero" presidencial

¿Quiénes son las primeras damas que llevan los pantalones en Latinoamérica?

viernes 06 de julio de 2012, 13:19h
Un matriarcado se hace presente en las altas esferas del poder en América Latina. Cada vez son más las mujeres que se hacen un nombre en el competitivo mundo de la política. No en vano la región presume de tener actualmente a tres jefas de estado en ejercicio de sus cargos y todo a punta que no serán las únicas. En cola hay un grupo de primeras damas que también aspiran ser algo más que las esposa del "Sr. Presidente".
¿Quién dijo que ser primera dama es sinónimo de “mujer florero” del presidente de la nación?. Esta semana la esposa del expresidente de Honduras, Manuel Zelaya; Xiomara Castro, anunció su candidatura para las elecciones generales que celebrará ese país en 2013, demostrando que el título de “señora de” no va sólo de amadrinar obras sociales o prestar su sonrisa para una postal diplomática.

Más que cónyuges, estas mujeres se muestran como aliadas y consejeras políticas de sus maridos, mostrando públicamente un liderazgo que no tiene nada que envidiarle al de sus compañeros de almohada.

Para muestra un botón. Hillary Clinton se labró un futuro propio tras su experiencia de ocho años de “ama de casa” paciente y fiel del Despacho Oval, para estar cerca de convertirse en la primera mujer en aspirar a la candidatura presidencial de Estados Unidos y ser hoy la secretaria de Estado de la primera potencia mundial.

Detrás de ella observamos a la actual primera dama estadounidense, Michelle Obama, que dudamos que se retire y se dedique a sembrar un huerto en su jardín de concluir el mandato de Barack Obama, porque tanto ella como algunas de sus vecinas del barrio latinoamericano, tienen otros planes en mente, que no son precisamente compartir chismes o recetas de cocina.

PIE DE FOTOCristina Fernández

Es el caso más reciente de primera dama que da el salto a la presidencia de Argentina, siendo el de la viuda de Juan Domingo Perón, María Estela Martínez en 1974, el primero que tuvo lugar en un país que históricamente se ha acostumbrado a las mujeres temperamentales, gracias al legado de la eterna “Evita”.

La viuda del Néstor Kirchner llegó al poder en 2007 de la mano del “pingüino”, quien personalmente le cedió el bastón de mando a su compañera de alcoba y madre de sus dos hijos. Cargo que conserva gracias a un triunfo histórico en las elecciones de noviembre de 2011, en donde fue reelecta en primera vuelta con el 54% de los votos.

De todos los calificativos que se le atribuyen Cristina Fernández, el que no figura en la lista es el de “mujer florero”, ya que antes de ser primera dama, la señora de Kirchner fue diputada de Santa Cruz y senadora de Buenos Aires, funciones que le valieron su fama de gran oradora.

PIE DE FOTONadine Heredia

La esposa del presidente de Perú, Ollanta Humala, se sitúa a la cabeza de las mujeres más influyentes de latinoamericana, por lo que el nombre de Nadine Heredia es un dato a tomar en cuenta, tanto por poseer una voz con mucho peso dentro de la política de su país como por ser la cofundadora del Partido Nacionalista Peruano, rebautizado “Gana Perú”. El mismo que le otorgó una sólida victoria a su marido en las elecciones de 2011.

Más que una primera dama, Heredia es la sombra que vela por Humala e incluso se ha llegado a decir que es el cerebro que está detrás de todos los movimientos del mandatario.

De hecho se le critica por su presencia en los consejos de ministros, pese a no ostentar ningún cargo público y por sus agudos comentarios en las redes sociales sobre temas de interés nacional, como el muérdago que le lanzó en Twitter al exvicepresidente Omar Chehade, involucrado en un presunto caso de tráfico de influencias. Bastó que Heredia escribiese en el portal de microblog “¿tan difícil es andar derecho?”, para abrir todo un debate en el país suramericano y regar ríos de tinta en los diarios.

PIE DE FOTORosario Murillo

A la primera dama nicaragüense no le va eso de estarse quieta. No conforme con ser la esposa del presidente Daniel Ortega, Rosario Murillo es además su portavoz y la ministra de la Presidencia, lo que la convierten en el ojito derecho del líder sandinista y en la mujer más poderosa de Nicaragua.

A ella se le debe el regreso triunfal del exguerrillero en 2006, reconvirtiendo el “sandinismo” en “orteguismo”; cambiando el rojo-negro de sus estandartes políticos por el rosa y el azul, y el uniforme militar por un guardarropa civil. Todo con el propósito de borrar de la memoria colectiva la imagen “militarista” y “dictatorial” que arrastraba Ortega.

No conforme con ostentar el 50% del poder en Nicaragua, Murillo es quien controla todo el aparato informativo del Ejecutivo de Managua e incluso es la responsable de redactar los comunicados de prensa de un gobierno en donde visto lo visto, ella es la que lleva los pantalones.

PIE DE FOTOXiomara Castro

Tras el golpe de estado contra su marido, el expresidente de Honduras, Manuel Zelaya en 2009; Xiomara Castro adquirió mayor exposición pública y comenzó a brillar delante de los focos, a tal punto que esta semana anunció en un multitudinario baño de masas, su precandidatura para las generales de 2013 por el Partido Libertad y Refundación (LIBRE), con el cual buscará impulsar una “transformación estructural absoluta” del país centroamericano.

Si bien esta exprimera dama fue una de las responsables de organizar la rama femenina del Partido Liberal de Honduras y de haber coordinado diversas iniciativas políticas durante el accidentado gobierno de Zelaya; Castro no puede librarse de las sombras y las comparaciones con su marido.

Sus detractores consideran que esta irrupción en la política de alto nivel es una excusa para garantizar el regreso de “Mel” al poder, siguiendo la exitosa fórmula Kirchner-Fernández. Intenciones que para sus críticos, se ocultan detrás de un nuevo envoltorio y una nueva cara, pero con el mismo sombrero blanco sobre la coronilla, tan característico en el look del depuesto mandatario.

PIE DE FOTOSandra Torres

Se divorció por “amor al país”. Esa fue la explicación que dio Sandra Torres exprimera dama de Guatemala cuando anunció su separación del ahora expresidente Álvaro Colom, con el fin de lanzarse a los comicios de 2011, debido a que la Constitución de ese país en su artículo 186, impide a los familiares directos y cercanos al Jefe de Estado en ejercicio, postularse a la presidencia.

Así que esta comunicadora, con una colección de títulos académicos en Administración Pública, no dudó en acabar con ocho años de matrimonio para poder “casarse” en terceras nupcias con el Estado y sumar un “ex” más a su vida.

Pero tal sacrificio no conmovió a la Corte Constitucional ni al Tribunal Supremo Electoral, que rechazó la candidatura de Torres, argumentado que el divorcio presidencial era una excusa para evitar que se aplique la norma constitucional y por ende incurrió en el delito de “fraude de ley”, lo que terminó echando por tierra las esperanzas de la ahora “ex”candidata.

PIE DE FOTOMargarita Cedeño

Antes de ser electa vicepresidenta de República Dominicana y convertirse en la aliada de fórmula del presidente Danilo Medina; Margarita Cedeño ejerció como primera dama del país caribeño desde 2004 hasta este 2012, colaborando codo a codo con el exmandatario, Leonel Fernández.

Esta abogada que presume de títulos de las universidades Georgetown, Harvard y Ginebra, quedó con ganas de más, tras dos mandatos consecutivos acompañando a su marido en lo alto del poder; razón por la cuál no dudó en lanzarse en 2011 a la precamapaña de cara a las presidenciales de este año, en un intento de seguir la senda de líderes latinoamericanas como Michelle Bachelet, Dilma Rousseff, Violeta Chamorro, Cristina Fernández o Laura Chinchilla.

Pero el sentido de la “ética”, según sus palabras, frenó sus aspiraciones y le instó a declinar su anunciada candidatura, tanto porque su esposo era el jefe de Estado en funciones, como el presidente del gobernante Partido de la Liberación Dominicana.