www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica política

Hasta morir será más caro

viernes 13 de julio de 2012, 23:13h
El Congreso de Ministros ha aprobado en su reunión de este viernes las principales medidas de ajuste o recorte que anunció el presidente del Gobierno en su comparecencia ante el Pleno del Congreso de los Diputados el pasado miércoles. Una reunión que ha estado presidida por Su Majestad el Rey y que ha tenido nuevas sorpresas. Descontada la subida del IVA, lo que no se esperaba es el traslado de muchos artículos que se encontraban en el tramo reducido de este impuesto al general, con lo que el incremento final ascenderá al trece por ciento.
Ni los entierros se han salvado. Si ahora tenían un IVA reducido del ocho por ciento, a partir del 1 de septiembre pasarán a estar gravados con el 21 por ciento. Esa es la fecha decidida por el Gobierno par aponer en marcha la subida de este impuesto. Y es que “esta trampa”, como la denominan los analistas políticos consultados por este diario, no había sido anunciada por ningún miembro del Gobierno, que se habían limitado a poner sobre la mesa la aprobación por el Consejo de Ministros de este viernes de de este gravamen.

“Y es que reducir el gasto público en otros 65.000 millones de euros en dos años y medio no es nada fácil”, señalan las mismas fuentes, “y hay que tirar de todo”. En este sentido señalan que la “realidad es dramática y las cuentas del Estado están hechas auténticamente unos zorros, con las arcas prácticamente vacías y lo que poco que queda se tiene que destinar al pago de los intereses de la deuda”.

Ese dramatismo ha sido posible verlo visualizado en la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de Prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha habido momentos en los que parecía que estaba a punto de llorar. Emocionada, ha comenzado su intervención lamentado las dificultades por las que están pasando cientos de miles de familias española y ha admitido que los recortes y reformas aprobadas “van a suponer sacrificios importantes para los ciudadanos en uno de los momentos más traumáticos, dramáticos y difíciles de nuestra historia reciente”. “Pero un Gobierno tiene que tomar decisiones. Quiero lanzar un mensaje de esperanza: estamos en el camino. Es posible, España lo ha logrado en otros momentos históricos”, ha asegurado.

El Gabinete también ha aprobado los recortes que afectan a los funcionarios y a los empleados públicos entre las que se encuentran la supresión de la paga extra de Navidad de este año y la reducción de los días libres. Medidas que se han encontrado con la respuesta de la calle. Durante todo el día se han celebrado concentraciones en numerosas ciudades españolas antelas sedes del PP. Especialmente en Madrid, donde el “cuartel general” de los populares en la calle Génova ha sido testigo de las protestas de los funcionarios, así como el Congreso de los Diputados, la sede la Comunidad Autónoma en la Puerta del Sol o el complejo de los Nuevos Ministerios y hasta el propio Palacio de la Moncloa, con el Consejo de Ministros reunido.

Los analistas políticos consultados por “El Imparcial” señalan que “sin quitar ninguna legitimidad a estas protestas, porque son más que normales, llama la atención que cuando el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero redujo un cinco por ciento el sueldo de los funcionarios no se produjeran concentraciones de este tipo ante la sede socialista de Ferraz o en otras de distintas ciudades españoles. Tampoco el Congreso fue testigo de manifestaciones ante sus puertas ni se cortó el tráfico en el Paseo de la Castellana”.

Y otra sorpresa de última hora, que ha saltado a la luz pública sin que hubiera rumor alguno previo y que ni siquiera hubiera sugerida por algún miembro desgobierno. Es más, ni en la rueda de Prensa posterior al Consejo de Ministros ha habido una sola mención. Escondida en la referencia de los asuntos aprobados por el Gabinete que se entrega a los medios de comunicación está el anuncio de la subida temporal, entre el 1 de agosto de este año y el 31 de diciembre de 2013, de la retención por los rendimientos de actividades profesionales, que pasan del quince por ciento al veintiuno, medida que ha sido calificada por el presidente de la asociación de autónomas ATA, Lorenzo Amor de auténtica “barbaridad. Así no se apoya al emprendedor”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.