www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL POLISARIO PIDE EXPLICACIONES

El Gobierno reitera la necesidad de repatriar a los cooperantes de Tinduf

domingo 29 de julio de 2012, 12:38h
El Gobierno ha repatriado esta madrugada a doce cooperantes que se encontraban en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia.
El Gobierno ha reiterado este domingo que la decisión de repatriar a los cooperantes en los campamentos saharauis de Tinduf tiene "motivos fundados" ante el riesgo terrorista procedente de Mali, mientras que las organizaciones no gubernamentales le han pedido que concrete las razones de la salida.

Los quince cooperantes repatriados -doce españoles, dos franceses y un italiano- llegaron anoche a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) en un avión militar puesto a su disposición por el Gobierno. Se suman así a los dos voluntarios que regresaron a España el pasado viernes.

El ministro de Exteriores saharaui, Mohamed Salem Uld Salek, ha mostrado su pesar por la decisión del Gobierno y ha subrayado que tendrá una repercusión negativa para los miles de refugiados, además de defender las medidas de seguridad puestas en marcha en los campamentos. Así, Uld Salek ha añadido que la seguridad se reforzó a raíz del secuestro de Ainhoa Fernández, Enric Gonyalons y Rossella Urru, los dos cooperantes españoles y la italiana liberados el pasado 18 de julio tras un cautiverio de nueve meses.

El Frente Polisario, a través de su delegado en España, Bucharaya Beyun, ha reclamado también al Ejecutivo que concrete esa amenaza "inminente" que pesa sobre los campamentos y ha lamentado la salida de los cooperantes porque, afirma, su seguridad estaba garantizada. Para Beyun, esta decisión "precipitada" perjudica la imagen de los saharauis, al plantear dudas sobre su capacidad para garantizar la seguridad y les presenta como un "santuario terrorista".

Las autoridades saharauis incrementaron las medidas de seguridad en torno a los cooperantes a raíz del secuestro de los dos españoles y de la italiana. Las asociaciones solidarias con el Sahara han considerado asimismo precipitada la repatriación. El presidente de la Coordinadora de esas asociaciones, José Taboada, ha asegurado que responde a una "operación de imagen" del Gobierno.

Taboada ha recordado que 5.600 niños saharauis están pasando sus vacaciones de verano en España y ha pedido al Ejecutivo que aclare los motivos de su medida porque, si la situación es tan grave, quizá no deberían volver a los campamentos de refugiados.

El cooperante de Médicos del Mundo Albert Sterm, uno de los doce españoles repatriados, ha dicho que decidieron volver por "precaución", aunque les gustaría conocer los "motivos concretos". Sterm -que asegura que regresará en cuanto pueda a Tinduf porque es "una de las zonas más duras del mundo, con temperaturas superiores a 50 grados, sin acceso a agua corriente potable y falta de alimentos básicos"- cree que la medida del Gobierno "traerá graves consecuencias para la población".

El voluntario español ha constatado el aumento de la seguridad en los campamentos a raíz del secuestro, el pasado octubre, de los dos cooperantes españoles y la italiana, y ha asegurado que "hay mayor presencia policial y los controles son evidentes y visibles a lo largo de todo el día".

El Ejecutivo no hace comentarios sobre todas esas opiniones y recalca su total respeto y admiración por el trabajo que desarrollan los cooperantes españoles en los campamentos de refugiados.

Las fuentes del Gobierno consultadas por Efe han insistido en que la medida adoptada tiene sustento en las informaciones de que dispone sobre la evolución de la situación en la zona y la posibilidad de acciones terroristas procedentes del norte de Mali contra objetivos occidentales y, en concreto, contra españoles.

Es lo que el mismo sábado aseguró en rueda de prensa el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, al anunciar la operación puesta en marcha para repatriar a los doce cooperantes que aún estaban en la zona.

El Ministerio de Exteriores ha extendido a todo el territorio de Mali su alerta sobre el peligro de que grupos de delincuencia organizada y ligados a redes terroristas lleven a cabo secuestros de ciudadanos occidentales. En las recomendaciones de viaje de su página web hace además un llamamiento a los españoles residentes o que estén de paso en Mali y cuya presencia no sea indispensable para que salgan "provisionalmente" del país.

Remarca que el riesgo de secuestro de occidentales es "extremadamente elevado" en el norte de Mali controlado por Al Qaeda -Tombuctú, Gao y Kidal- y desaconseja los desplazamientos por carretera desde las vecinas Mauritania, Argelia, Níger y el norte de Burkina Faso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.