www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica política

¿Cederá el Gobierno al chantaje de la huelga de hambre?

lunes 13 de agosto de 2012, 21:48h
La banda terrorista ETA ha echado mano de una vieja estrategia, la huelga de hambre, para conseguir sus objetivos políticos, al menos, el primero de ellos, la liberación de sus presos y el fin de su dispersión por distintas cárceles españoles y lograr agruparlos en prisiones del País Vasco o cárceles próximas a esa comunidad autónoma.
Instituciones Penitenciarias ha comunicado que ya son 108 los presos etarras, entre ellos Arnaldo Otegi, que han adoptado esta medida para conseguir la puesta en libertad de José Uribetxeberría Bolinaza, el carcelero de José Antonio Ortega Lara, al que mantuvo durante 532 días secuestrado en un zulo inmundo y sin ningún remordimiento sobre el estado en el que se encontraba, y otros trece terroristas por motivos de salud.

“ETA ha dejado de matar, por el momento, pero no ha renunciado en ningún momento a algunos de los objetivos que provocaron la muerte de casi mil personas, miles de heridos y millones de euros en pérdidas económicas en sus cientos de atentados terroristas, secuestros y chantajes a los empresarios”, señalan fuentes antiterroristas consultadas por “El Imparcial”.

La apuesta de la banda, según las mismas fuentes, es poner al Gobierno contra la espada y la pared, “quizás basada en la huelga de hambre que el sanguinario terrorista Ignacio de Juana de Chaos efectuó en su momento y que le sirvió para no seguir en prisión y posteriormente huir de España y seguir en estos momentos en paradero desconocido”.

En este sentido, señalan que “ceder ahora significaría un peligrosísimo precedente. Si se excarcela a Bolinga y a los otros trece miembros de la banda por una huelga de hambre, quién no es capaz de pensar que siguiendo la misma estrategia ETA quiera conseguir ya no sólo el agrupamiento de sus presos en cárceles del País Vasco, sino a más largo plazo, su puesta en libertad”.

Otro punto a tener en cuenta, según las mismas fuentes. Esta iniciativa de ETA se produce justo en el momento en el que el Gobierno intenta, a través de la vía Nanclares, el acercamiento a prisiones del País Vasco a los presos que se desmarquen de la banda y ofreciéndoles posibilidades de reinserción, resquebrajar a uno de los frentes más cohesionados que ha tenido la banda terrorista desde su existencia, roto en muy pocas ocasiones, el de sus miembros en prisión. Estrategia que ha tenido cierto éxito, con históricos dirigentes de la organización criminal y jefes de algunos de los más sanguinarios de sus comandos acogiéndose a ella.

Desde luego, como señalan las fuentes antiterroristas consultadas, “ETA no puede permitir deserciones en las filas de sus presos. Si el ejemplo va cundiendo, le sería muy difícil explicar a sus militantes, a los presos y a los nuevos miembros que intenta captar por qué terroristas que durante años cometieron los peores atentados en la historia de nuestra democracia renuncian de manera expresa a la violencia y reconocen el error cometido”. En este sentido, señalan, “la banda terrorista no se puede ceder ni un milímetro en el campo de los presos”.

El Gobierno, este lunes, a través de la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que nunca va admitir un chantaje de ETA, ni de los presos de la banda terrorista. En declaraciones a la agencia Europa Press, Pastor ha subrayado que el Ejecutivo “cumple con la Ley Penitenciaria, con el Código Penal y el Estado de Derecho”.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, preguntado hoy por los periodistas sobre esta cuestión, se ha limitado a dar una respuesta fiel a su estilo: “Pido al Gobierno que aplique la ley y estoy convencido de que es lo que va a hacer. Con la ley es como hay que resolver este tipo de situaciones en política antiterrorista”. Enigmáticas, o no, las palabras de Rubalcaba, según las fuentes consultadas, “porque la aplicación de la ley por parte del líder del PSOE puede referirse a lo que hizo como ministro del Interior y miembro del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero que negoció con ETA antes y después del atentado de la T-4 de Barajas”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios