www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ABASCAL Y LA DEUDA PRIVADA

jueves 16 de agosto de 2012, 12:48h
Nadie pone en duda los despilfarros de la clase política y de la casta sindical. El gasto público se ha desbocado de tal forma que solo si le embrida con firmeza podrá salir España del pozo en que está sumergida. Los derroches de las cuatro Administraciones, la central, la autonómica, la provincial y la municipal, amén la paralela de las 4.000 empresas públicas, nos han instalado en un déficit insostenible, que Europa no está dispuesta a tolerar. En los últimos meses se ha reiterado hasta la saciedad ese aspecto de nuestra economía y la opinión pública brama ante la clase política manirrota y la casta sindical cínica y derrochadora.
Faltaba que alguien con autoridad explicara que existe un problema mayor en España que la deuda pública y el despilfarro de los dineros de los contribuyentes. Lo ha dicho Juan Abascal, en un artículo sagaz publicado en El Mundo. Lástima que su aparición en este largo y tórrido verano disminuya su alcance.
Juan Abascal aporta el dato decisivo, conocido por los expertos, pero no suficientemente divulgado. La deuda pública española se movió en 2011 en el 70% del PIB; la deuda privada se aproximó al 300% del PIB. Está claro que los españoles en general, no solo los políticos y los sindicalistas, han estado viviendo por encima de sus posibilidades y han gastado más de lo que ingresan. Hay que establecer austeridad en el gasto público. Está claro. Pero hay que reducir la deuda privada, haciendo comprender a los españoles que deben ingresar más de lo que gastan si no queremos que la economía se mantenga en un permanente desequilibrio.
Gran artículo el de Juan Abascal. Exige la reflexión profunda. Cada palo debe aguantar su vela. Y el gran economista ha explicado con claridad y descarnadamente la otra cara de la crisis económica que nos zarandea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.